4

A Zacarías se le Anuncia el Nacimiento de Juan "El Bautista"

Lucas 1:5-25
1:5
“Hubo  en  los  días  de  Herodes,  rey  de  Judea,  un  sacerdote  llamado  Zacarías,  de  la  clase  de  Abías;  su  mujer  era  de  las  hijas  de  Aaron,  y  se  llamaba  Elisabet.
1:6
Ambos  eran  justos  delante  de  Dios,  y  andaban  irreprensibles  en  todos  los  mandamientos  y  ordenanzas  del  Señor.
1:7
Pero  no  tenían  hijo,  porque  Elisabet  era  estéril,  y  ambos  eran  ya  de  edad  avanzada.
1:8
Aconteció  que  ejerciendo  Zacarías  el  sacerdocio  delante  de  Dios  según  el  orden  de  su  clase,
1:9
conforme  a  la  costumbre  del  sacerdocio,  le  toco  en  suerte  ofrecer  el  incienso,  entrando  en  el santuario  del  Señor.
1:10
Y  toda  la  multitud  del  pueblo  estaba  fuera  orando  a  la  hora  del  incienso.
1:11
Y  se  le  apareció  un  ángel  del  Señor  puesto  en  pie  a  la  derecha  del  altar  del  incienso.
1:12
Y  se  turbo  Zacarías  al  verle,  y  le  sobrecogió  temor.
1:13
Pero  el  ángel  le  dijo:  Zacarías,  no  temas;  porque  tu  oración  ha  sido  oída,  y  tu  mujer  Elisabet  te  dará  a  luz  un  hijo,  y  llamaras  su  nombre  Juan.
1:14
Y  tendrás  gozo  y  alegría,  y  muchos  se  regocijaran  de  su  nacimiento;
1:15
porque  será  grande  delante  de  Dios.  No  beberá  vino  ni  sidra,  y  será  lleno  del  Espíritu  Santo,  aun  desde  el  vientre  de  su  madre.
1:16
Y  hará  que  muchos  de  los  hijos  de  Israel  se  conviertan  al  Señor  Dios  de  ellos.
1:17
E  ira  delante  de  el  con  el  espíritu  y  el  poder  de  Elías,  para  hacer  volver  los  corazones  de  los  padres  a  los  hijos,  y  de  los  rebeldes  a  la  prudencia  de  los  justos,  para  preparar  al  Señor  un  pueblo  bien  dispuesto.
1:18
Dijo  Zacarías  al  ángel:  ¿En  que  conoceré  esto?  Porque  yo  soy  viejo,  y  mi  mujer  es  de  edad  avanzada.
1:19
Respondiendo  el  ángel  le  dijo:  Yo  soy  Gabriel,  que  estoy  delante  de  Dios;  y  he  sido  enviado  a  hablarte,  y  darte  estas  buenas  nuevas.
1:20
Y  ahora  quedaras  mudo  y  no  podrás  hablar,  hasta  el  día  en  que  esto  se  haga,  por  cuanto  no  creíste  mis  palabras,  las  cuales  se  cumplirán  a  su  tiempo.
1:21
Y  el  pueblo  estaba  esperando  a  Zacarías,  y  se  extrañaba  de  que  el  se  demorase en  el  santuario.
1;22
Pero  cuando  salió,  no  les  podía  hablar;  y  comprendieron  que  había  visto  visión  en  el  santuario.  El  les  hablaba  por  señas,  y  permaneció  mudo.
1:23
Y  cumplidos  los  días  de  su  ministerio,  se  fue  a  su  casa.
1:24
Después  de  aquellos  días  concibió su  mujer  Elisabet,  y  se  recluyo  en  casa  por  cinco  meses,  diciendo:
1:25
Así  ha  hecho  conmigo  el  Señor  en  los  días  en  que  se  digno  quitar  mi  afrenta  entre  los  hombres.
 
 

Zacarías  (“Jehová  se  ha  Acordado”), era  Sacerdote  (Descendiente  de  Aaron).  De  la  clase  de  Abías  (el  Eleazar  de  Éxodo  6:23,  tercer  hijo  de  Aaron);  quien  actúo  como  sacerdote  (Números  3:32);  y  fue  fundador  de  una  clase  sacerdotal...  En  tiempo  de  David,  cuando  este  organizo  el  servicio  del  templo,  dividió  a  los  sacerdotes  en  veinticuatro  secciones  (la  octava  división  era  la  de  Abías  -Primera  Crónicas  24:10-). Era  justo  delante  de  Dios,  y Andaba  irreprensible  en  todos  los  mandamientos  y  ordenanzas  del  Señor.

No  tenia  hijos:  Esta  era  una  tragedia  en  la  vida  de  Zacarías.  Los  rabinos  judíos  decían  (por  supuesto  que equivocadamente),  que  hay  siete  personas  privadas  de  la  comunión  con  Dios,  y  la  lista  empezaba  con  un  judío  que  no  tuviera  hijos... Ademas, era  de  edad  avanzada

·   Elisabet  (“Dios  es  mi  Plenitud”) era  de  las  hijas  de  Aaron:  Los  sacerdotes  se  tenían  que  casar  con  mujeres  que  fueran  de  pura  raza  judía  (Levítico  21:13-15),  y  constituía  un  mérito  especial,  estar  casado  con  una  descendiente  directa  de  Aaron. Era  justa  delante  de  Dios,  y andaba  irreprensible  en  todos  los  mandamientos  y  ordenanzas  del  Señor. Pero era  Estéril,  y  de  Edad  Avanzada:  La  esterilidad  se  consideraba  motivo  suficiente  para  el  divorcio,  pero  Zacarías  amaba  a  Elisabet...

Gabriel  (“Hombre  de  Dios”), es un  ángel  (“Mensajero”);  que  esta  “delante  de  Dios”.  Fue  el  mismo  enviado  a  Daniel  para  revelarle  la  Profecía  de  las  Setenta  Semanas  (Daniel  9: 21)

 

”Hubo  en  los  días  de  Herodes,  rey  de  Judea”: Hijo  del  idumeo 1 Antipater 2,  recibió  de  su  padre  la  Tetrarquía  Galilea.

“Ejerciendo...  el  sacerdocio”:  Salvo  en  Pascua,  Pentecostés,  y  Tabernáculos  en  que  todos  los  sacerdotes  ejercían  funciones;  el  resto  del  año,  cada  clase  ejercía  dos  semanas  en  el  año.  Los  sacerdotes  que  amaban  su  ministerio,  anhelaban  esas  dos  semanas  de  turno.  Este  era  el turno  de  la  clase  de  Abías...

“Le  toco  en  suerte  ofrecer  el  incienso,  entrando  en  el  santuario  del  Señor”:  Cada  orden  tenia  aproximadamente  un  millar  de  sacerdotes,  por  lo  que  las  intervenciones  de  estos  en  los  oficios,  debían  echarse  a  suerte...  La  oportunidad  de  ministrar  ante  el  altar  era  muy  reducida,  y  a  veces  nunca  se  disfrutaba  de  ella.  Pero  ese  día,  le  toco  a  Zacarías...  Los  sacrificios  de  la  mañana  y  la  tarde  se  ofrecían  todos  los  días  (Números  28: 3-4);  pero  antes  del  primero  y  después  del  ultimo,  se  quemaba  incienso  en  el  atrio  mas  interior  del  Templo  (Éxodo  30: 7-8),  el  Atrio  de  los  Sacerdotes...

"Y  toda  la  multitud  del  pueblo  estaba  fuera  orando":  Mientras  la  nube  de  incienso  ascendía  sobre el  altar;  el  pueblo  reunido  en  los  atrios,  se  unía  en  oración  silenciosa.  Era  un  momento  solemne...

"Y  se  le  apareció  un  ángel  del  Señor":  Gabriel,  “puesto  en  pie  a  la  derecha  del  altar”  se  presenta  ante  Zacarías  para  anunciarle  el  nacimiento  de  su  hijo...

"Y  se  turbo  Zacarías  al  verle,  y  le  sobrecogió  temor":  Zacarías.  primero  se  turbo  por  la  presencia  de  alguien  mas   en  ese  lugar  santo;  pero  inmediatamente  tuvo  un  temor  reverente,  por  un  lado;  y  miedo  porque  no  sabia  que  anuncio  podía  traerle...

"Pero  el  ángel  le  dijo:  Zacarías,  no  temas":  Gabriel  era  portador  de  buenas  noticias,  por  lo  que  Zacarías  no  debía  temer...

"Tu  oración  ha  sido  oída,  y  tu  mujer  Elisabet  te  dará  a  luz  un  hijo":  Es  importante  recalcar  que  Zacarías  si  bien  no  se  había  resignado  a  no  tener  hijos,  no  dejo  de  tener  fe;  pero  fe  activa,  ya  que  seguía  orando  a  Dios  por  esa  gracia...

"Y  llamaras  su  nombre  JUAN":  (del  Hebreo  Yõhãnãn  “Jehová  ha  hecho  Gracia”).  Notemos  que  el  nombre  del  hijo  de  Zacarías,  fue  dado  por  el  ángel...

"Será  grande  delante  de  Dios.  No  beberá  vino  ni  sidra":  Juan  iba  a  ser  Nazareo  (ver  Números  6:3  y  ss.),  seria  lleno  del  Espíritu  Santo,  “aun  desde  el  vientre  de  su  madre”.

Ira  delante  de  el  con  el  espíritu  y  el  poder  de  Elías:  Elías  fue  el  severo  profeta  que  entre  otras  cosas  reprendió  al  rey  Acab  por  su  maldad  (Primera  Reyes  21: 17-24)...  El  espíritu  de  Elías  era  el  Espíritu  Santo;  El  trae  convicción  de  pecado.  De  allí  que  Juan  haría  “volver  los  corazones...  de  los  rebeldes  a  la  prudencia  de  los  justos”.  Es  decir,   que  muchos  de  los  hijos  de  Israel  se  convirtieran  al  Señor  (Recordemos  Malaquías  4:5-6)

"Para  preparar  al  Señor  un  pueblo  bien  dispuesto":  Es  lo  que  profetizo  Isaías  (40:3-5)  “Voz  que  clama  en  el  desierto:  Preparad  camino  a  Jehová...”

"Dijo  Zacarías  al  ángel:  ¿En  que  conoceré  esto?  Porque  yo  soy  viejo,  y  mi  mujer  es  de  edad  avanzada":  Hay  una  cierta  reminiscencia  a  la  incredulidad  que  sintió  Abraham,  sobre  el  anuncio  del  nacimiento  de  Isaac  “...¿A  hombre  de  cien  años  ha  de  nacer  hijo? ¿Y  Sara,  ya  de  noventa  años,  ha  de  concebir?”  (Ver  Génesis  17: 17)

"Y  ahora  quedaras  mudo  y  no  podrás  hablar,  hasta  el  día  en  que  esto  se  haga,  por  cuanto  no  creíste  mis  palabras":  Zacarías  dudo  (no  creyó)  lo  que  le  fue  anunciado,  por  lo  que  el  Señor  lo  castigo  con  la  mudez,  hasta  el  nacimien-to  de  Juan...

"Y  el  pueblo  estaba  esperando  a  Zacarías,  y  se  extrañaba  de  que  el  se  demorase en  el  santuario":  Ya  que  el  rito  de  ofrecer  el  incienso,  por  lo  común  requería  poco  tiempo;  la  gente  reunida  en  el  atrio  del  pueblo  estaba  extrañada  que  se  demorara  tanto.  Tal  vez  pensaron  en  que  algo  malo  le  había  sucedido...

"Pero  cuando  salió,  no  les  podía  hablar;  y  comprendieron  que  había  visto  visión  en  el  santuario":  El  sacerdote que  había  oficiado  el  incienso,  tenia  el  privilegio  de  salir  a  la  barandilla  que  separaba  ambos  atrios,  y  desde  allí  bendecir  a  los  presentes...  Cuando  por  fin  salió;  como  dijo  el  ángel,  no  podía  hablar  por  lo  que  les  hablaba  por  señas...  Así  el  pueblo  intuyo  acertadamente,  que había  tenia  visión...  Cuando  Zacarías  volvió  a  su  casa,  su  esposa  quedo  encinta,  como el  ángel  le  había  dicho.  Así  se  recluyo  para  agradecer  al  Señor  esa  gracia...

     

1 Los  Idumeos  eran  sucesores  de  los  Edomitas,  descendientes  tradicionales  de  Esau.  En  el  periodo  interstamentario,  Idumea  fue  anexada  a  Judea,  y  su  pueblo  obligado  a  someterse  al  rito  de  la  circuncisión,  convirtiéndose  así  nominalmente  en  judíos.

2 Antipater  era  hijo  de  Antipas,  quien  fuera  gobernador  de  Judea.  A  la  muerte  de  su  padre,  recibió  de  Julio  Cesar  el  protectorado  de  toda  Palestina.  Cuando  se  aseguro  en  la  soberanía,  procedió  a  conceder  altos  honores  a  sus  hijos;  pero  en  medio  de  su  bien  forjados  planes  de  trabajo,  fue  envenenado  por  un  judío  fanático...

 
 
El Deseo de mi corazón: No borres mi nombre del Libro de la Vida
 
 
 
   
 
 
   
       
   
 
 
   
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
Ir al "Índice General"
 
 
 
Jehová

Volver al Index de "Yo Soy"

Volver al Comentario de los Evangelios