14

La Alabanza de los Ángeles y el homenaje de los Pastores

Lucas 2:1-7
2:8
“Había  pastores  en  la  misma  región,  que  velaban  y  guardaban  las  vigilias  de  la  noche  sobre  su  rebaño.
2:9
Y  he  aquí,  se  les  presento  un  ángel  del  Señor,  y  la  gloria  del  Señor  los  rodeo  de  resplandor;  y  tuvieron  gran  temor.
2:10
Pero  el  ángel  les  dijo:  No  temáis;  porque  he  aquí  os  doy  nuevas  de  gran  gozo,  que  será  para  todo  el  pueblo:
2:11
que  os  ha  nacido  hoy,  en  la  ciudad  de  David,  un  Salvador,  que  es  CRISTO  el  Señor.
2:12
Esto  os  servirá  de  señal:  Hallareis  al  niño  envuelto  en  pañales,  acostado  en  un  pesebre.
2:13
Y  repentinamente  apareció  con  el  ángel  una  multitud  de  las  huestes  celestiales,  que  alababan  a  Dios, y  decían:
2:14
¡Gloria  a  Dios  en  las  alturas,  y  en  la  tierra  paz,  buena  voluntad  para  con  los  hombres!
2:15
Sucedió  que  cuando  los  ángeles  se  fueron  de  ellos  al  cielo,  los  pastores  se  dijeron  unos  a  otros:  Pasemos  pues,  hasta  Belén,  y  veamos  esto  que  ha  sucedido,  y  que  el  Señor  nos  ha  manifestado.
2:16
Vinieron,  pues,  apresuradamente,  y  hallaron  a  Maria  y  a  José,  y  al  niño  acostado  en  el  pesebre.
2:17
Y  al  verlo,  dieron  a  conocer  lo  que  se  les  había  dicho  acerca  del  niño.
2:18
Y  todos  lo  que  los  oyeron,  se  maravillaron  de  lo  que  los  pastores  les  decían.
2:19
Pero  Maria  guardaba  todas  estas  cosas,  meditándolas  en  su  corazón.
2:20
Y volvieron  los  pastores  glorificando  y  alabando  a  Dios  por  todas  las  cosas  que  habían  oído  y  visto,  como  se  les  había  dicho.”
 
 

Antes  de  comentar  esta  escena,  mencionemos  un  hecho  singular:  En  Israel,  el  nacimiento  de  un  niño  era  una  ocasión  festiva.  Cuando  se  producía  el  esperado  acontecimiento,  los  músicos  del  pueblo  se  ponían  a  tocar  y  a  cantar,  y  todo  el  mundo  se  congratulaba  y  se  ponía  jubiloso.  Jesús,  nació  lejos  de  la  ciudad  donde  habitualmente  residían  sus  padres,  por  lo  que  no  tuvo  esta  ‘fiesta'.  En  cambio,  las  huestes  celestiales  ocuparon  el  lugar  de  los  músicos;  y  los  ángeles  cantaron  a  Jesús,  la  bienvenida  que  no  pudieron  cantarle  los  hombres...

 

“Había  pastores...”:  Es  maravilloso  que  los  primeros  a  quien  Dios  comunico  la  Buena  Noticia  del  nacimiento  de  su  hijo  fueron  unos  sencillos  pastores;  aquellos  a  quienes  los  mas  religiosos  de  aquellos  tiempos,  despreciaban  porque  no  podían  cumplir  todos  los  detalles  de  la  ley  ceremonial...

“guardaban  las  vigilias  de  la  noche”:  En  el  Nuevo  Testamento,  según  la  usanza  griega  y  romana,  se  distinguían  cuatro  divisiones  de  la  noche  llamadas  “vigilias”,  cada  una,  de  aproximadamente  tres  horas  de  duración;  ya  que  se  contaba  como  noche  desde  la  puesta  hasta  la  salida  del  sol  (aproximadamente  doce  horas)...

“sobre  su  rebaño”:  Como  sabemos,  en  el  Templo,  se  ofrecía  como  sacrificio  a  Dios,  un  cordero  sin  mancha  ni  defecto  todos  los  días  por  la  mañana  y  por  la  tarde.  Para  proveer  estos  corderos  perfectos,  las  autoridades  del  templo  tenían  sus  rebaños  particulares,  y  se  sabe  que  pastaban  en  los  alrededores  de  Belén.  Así  es  como  probablemente,  estos  pastores  fueran  los  encargados  de  guardar  los  rebaños  de  los  que  se  escogían  los  sacrificios...

“se  les  presento  un  ángel  del  Señor,  y  la  gloria  del  Señor  los  rodeo  de  resplandor”:  La  visitación  celestial  vino  rodeada  con  destellos  de  la  divina  gloria  que  se  hacia  visible  cuando  Dios  se  manifestaba  (Ver  por  ejemplo Ezequiel  1:27-28)...

“Pero  el  ángel  les  dijo:  No  temáis”:  Era  la  salutación  usual  para  hombres  a  quienes  tal  aparición,  a  pesar  del  resplandor,  ha  de  haberle  parecido  terrorífica  (Comparar  con  Lucas  1:13, 30)...

“será  para  todo  el  pueblo”:  Vale  decir  para  todo  Israel...

“Señor”:  (“Quirios”)  Titulo  lo  que  los  paganos  griegos  aplicaban  a  sus  reyes,  a  quienes  honraban  como  dioses.  Ahora  había  nacido  el  GRAN  REY,  ¡¡¡Y  era  DIOS`!!!

“servirá  de  señal”:  Literalmente,  será  la  señal...

“paz,  buena  voluntad  para  con  los  hombres”:  NO,  paz  para  los  hombres  de  buena  voluntad,  como  mal  lo  difunde  la  Iglesia  Católica...

“veamos  esto  que  ha  sucedido”:  Esto  revela  la  fe  de  los  pastores,  que  no  dudaron  de  la  declaración  de  los  ángeles,  sino  que  lo  aceptaron  literalmente...

“Maria  guardaba  todas  estas  cosas,  meditándolas  en  su  corazón”:  La  aparición  de  los  manifestantes  celestiales,  confirmaba  aun   mas  el  misterioso  secreto  de  la  anunciación...

 
JESÚS  NO  NACIÓ  EL  25  DE  DICIEMBRE

 

Si  bien  se  festeja  el  natalicio  de  nuestro  Señor  el  25  de  diciembre,  esta  no  fue  la  fecha  de  su  nacimiento.  De  hecho,  nadie  sabe  ni  el  día  ni  el  mes  de  su  nacimiento...  Hoy  sabemos,  que  esta  mítica  fecha,  impuesta  durante  el  Pontificado  del  papa  Liberio  (352-366);  que  coincide  en  Oriente  con  el  solsticio  de  invierno,  simboliza  el  día  en  que  “la  luz  comienza  a  vencer  a  las  tinieblas”...

Es  en  este  pasaje  de  Lucas,  donde  se  lee  claramente:  “Había  pastores  en  la  misma  región,  que  velaban  y  guardaban  las  vigilias  de  la  noche  sobre  su  rebaño”,  es  decir  que  en  ese  momento,  tanto  los  pastores  como  el  ganado  se  hallaban  al  aire  libre...  Así  es  como  debemos  considerar  que  en  cuanto  a  la  temperatura,  el  clima  de  Israel  es  templado,  y  si  bien  la  nieve  es  rara  (aun  en  Galilea  -excepto  en  las  partes  mas  altas-);  hay  heladas  que  impiden  el  pastoreo  de  los  animales  (al  menos  a  la  noche),  dato  que  es  confirmado  por  el  Talmud,  quien  indica  que  en  aquellos  lugares,  el  ganado  salía  a  los  campos  en  el  mes  de  marzo,  y  eran  recogidos  en  el  mes  de  noviembre...

Hagamos  un  poco  de  historia:  Despues  de  las  campañas  de  Pompeyo  en  Persia,  se  comenzó  a  adorar  en  Roma,  un  dios  Indo-persa  llamado  Mitra,  y  conocido  como  “Sol  Invictus”.  En  el  año  313,  el  emperador  Constantino,  autorizo  el  cristianismo  como  fe  religiosa  (a  la  que  luego  se  convertiría  en  su  lecho  de  muerte  en  el  337).  Mas  tarde  en  el  380,  el  emperador  Flavio  Graciano  promulgo  el  “Edicto  de  Tesalónica”, por  lo  que  el  cristianismo  paso  a  convertirse  en  la  religión  oficial  de  Roma.  En  el  392,  Flavio  Teodosio  promulgo  el  llamado  “edicto  de  muerte  del  paganismo”, por  lo  que  se  perseguiría  a  quien  adorara  a  las antiguas  divinidades...  Así,  para  atraer  a  su  ‘seno'  a  los  paganos;  la  naciente  Iglesia  Católica  Apostólica  Romana,  adoptaría  como  día  de  nacimiento  de  Jesús,  el  mismo  día  que  celebraba  el  nacimiento  de  Mitra:  el  25  de  Diciembre...

 
 
El Deseo de mi corazón: No borres mi nombre del Libro de la Vida
 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
 
 
 
 
   
 
 
 
Ir al "Índice General"
 
 
 
Jehová

Volver al Index de "Yo Soy"

Volver al Comentario de los Evangelios