Salmo 5
 
   

Plegaria pidiendo protección
Al músico principal; sobre Nehilot. Salmo de David.

 5:1 Escucha, oh Jehová, mis palabras;
       Considera mi gemir.
 5:2 Está atento a la voz de mi clamor, Rey mío y Dios mío,
       Porque a ti oraré.
 5:3 Oh Jehová, de mañana oirás mi voz;
       De mañana me presentaré delante de ti, y esperaré.
 5:4 Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad;
       El malo no habitará junto a ti.
 5:5 Los insensatos no estarán delante de tus ojos;
       Aborreces a todos los que hacen iniquidad.
 5:6 Destruirás a los que hablan mentira;
       Al hombre sanguinario y engañador abominará Jehová.
 5:7 Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;
       Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.
 5:8 Guíame, Jehová, en tu justicia, a causa de mis enemigos;
       Endereza delante de mí tu camino.
 5:9 Porque en la boca de ellos no hay sinceridad;
       Sus entrañas son maldad,
       Sepulcro abierto es su garganta,
       Con su lengua hablan lisonjas.
5:10 Castígalos, oh Dios;
        Caigan por sus mismos consejos;
        Por la multitud de sus transgresiones échalos fuera,
        Porque se rebelaron contra ti.
5:11  Pero alégrense todos los que en ti confían;
        Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes;
        En ti se regocijen los que aman tu nombre.
5:12 Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo;
        Como con un escudo lo rodearás de tu favor.

   

Enmarcado dentro de Súplicas y Lamentos Individuales, este salmo continúa las etapa del día, del Salmo 4. Éste es para la mañana, cuando aquel, era para la tarde/noche.

Nehilot: Recordemos que su etimología "Perforado", hace suponer un instrumento de viento tal como flauta. Compárese con el Neguinot del título de Salmo 4.
"Escucha": Se nota un 'in crescendo' con el versículo 2 ("Está atento"); al igual que entre "mi gemir" (que es un habla apenas audible), y "mi clamor" (que nos da la figura de gritar).
"Rey mío y Dios mío": Esto marca la humildad y dependencia de David, que reconoce que él es rey, solo por voluntad de Dios.
"De mañana": Destaca la importancia de empezar el día en comunión con Dios. Lo primero que hace el salmista es buscar la presencia, dirección y protección de Dios.
"me presentaré": Me presentaré traduce un vocablo que significa "preparar". Se uso para preparar lo que uno va a decir.
"Porque tú no eres un Dios que se complace": La estrofa hace hincapié en la Santidad de Dios, y su reacción contra la arrogancia, la iniquidad y el engaño. La maldad afecta a Dios, en cuanto le deshonra; el salmista quiere defender el honor de Dios. Toda la frase del versículo 4 al 6, hace hincapié en la santidad de Dios, y su reacción contra la maldad: "El malo", "los insensatos", los que "hacen iniquidad", los "sanguinarios" (Homicidas), y mentirosos ("hablan mentira", y "engañador"); no vivirán con Él ("no habitará"), ni lo verán ("no estarán delante de tus ojos"); porque Dios los "aborrece"; por tanto los "Destruirá" y "abominará".
"por la abundancia de tu misericordia": David reconoce que es pecador, y que no estará con Dio por ser bueno, sino por la Misericordia de Dios.
"santo templo": El uso de la palabra templo (en cuanto que fue construido por Salomón, cuando David ya había muerto), tiene sentido de: Santuario del Tabernáculo.
"Guíame, Jehová": En este contexto, ¿por que necesita la guía de Dios?: Porque la maldad de sus enemigos esta expresada mayormente entérminos de lo que hablan ("en la boca de ellos no hay sinceridad", "Sepulcro abierto es su garganta" y "Con su lengua hablan lisonjas". Este lenguaje, en términos del Nuevo Testamento, se aplica al contexto del cristiano con los poderes del maligno. En el conflicto contra el mal, se necesita la guía constante de Dios, pues el enemigo usa muchas maneras de engañar. Igual que el salmista, el creyente puede contar con la protección de Dios contra los ataques del enemigo.
"Porque se rebelaron contra ti": Si bien son enemigos de David, este pide que Dios haga manifiesto sus errores, porque se rebelaron contra Él.
"Den voces de júbilo": Fíjense en el contraste con "mi gemir", y "mi clamor". Sin olvidar el peligro, prevalece la confianza en Dios.
"Tú los defiendes": Traduce un vocablo que da la imagen de un ave que cubre con sus alas a sus pollitos, y perfila lo que será Salmo 91: 4. El siguiente versículo completa el cuadro con un escudo que le cubre todo el cuerpo; tal vez en recuerdo del escudo de Goliat (1 Samuel 17:7); pero con una diferencia muy grande, ya que a Goliat no le sirvió de nada, y en cambio el escudo de Dios es impenetrable.

Volver al Salmo 4
Dios te Bendiga!

El Deseo de mi Corazón: "No Borres mi nombre del Libro de la Vida"

 

Volver al Index de "Yo Soy"

Volver al Comentario de los Salmos