Apocalipsis11

MEDICIÓN  DEL  TEMPLO

V.1: "Entonces me fue dada una caña semejante a una vara de medir, y se me dijo: Levántate, y mide el templo de Dios, y el altar, y a los que adoran en el."

"Entonces": Literalmente es “kai”, la conjunción "y", que establece el nexo entre la sección sobre los dos testigos y lo que acaba de ser presentado anteriormente sobre Juan y el ángel fuerte.
"me fue dada": Juan sigue participando más activamente en la visión.
"caña": “kálamos”, es una especie de junco parecido al bambú. Es de la familia arundo donax. Crece hasta 7 metros de altura. Es abundante entre grandes helechos en el valle del Río Jordán.
"vara de medir": “jrábdoi”. Nos transporta a la visión que tuvo Ezequiel, del templo de Dios: Allí le fue dada una caña para que mida el Templo de Dios, "...y la caña de medir que aquel varón tenía en la mano era de seis codos, de a codo y palmo menor..." (Ezequiel 40: 5). Esta Vara, es la Palabra o el evangelio, en su función de determinar quién está en la iglesia y quién fuera de sus límites.

"se me dijo": La voz celestial le habla, compárese 10:11.
"Levántate": Juan estaba escribiendo en aquel momento. Esta escena visionaria toma lugar en el mundo.
"mide": Es costumbre medir y cuantificar los que nos pertenece. Aquí se ordena a Juan, que mida el Templo de Dios, el altar, y los que allí adoran. Por esto entendemos que el que da la orden es Dios mismo.

"el templo": El templo representa a los verdaderos creyentes, cuyos cuerpos, son templo del Espiritu Santo.

"altar": El altar, es el altar del sacrificio (más que del incienso) sobre el que los mártires sacrificaran sus vidas, es decir que lo que esten dispuestos a morir por su fe. En un sentido representan el morir diario al yo, que se requiere de los verdaderos adoradores de Cristo. Si miramos a Romanos 12:1, la adoración es ofrecer nuestros cuerpos (sobre el altar del sacrificio), como un sacrificio vivo, es decir día a día, siendo el martirio el sacrificio más alto. Así, el altar del sacrificio está muy conectado con nuestra adoración.
"los que adoren en él": Está implícito que estos son adoradores de Dios porque es el templo de Dios el que está siendo medido. Esto sólo puede referirse a la iglesia que adora a Dios en espíritu y en verdad; y que contratan fuertemente con aquellos que adoran a la bestia.

V. 2: "Pero el patio que esta fuera del templo déjalo aparte, y no lo midas, porque ha sido entregado a los gentiles; y ellos hollaran la ciudad santa cuarenta y dos meses."

"patio": El patio interior se mide porque contiene a la iglesia. Había cuatro patios en el templo: el patio exterior era para los gentiles; el patio siguiente era para las mujeres judías; luego había uno para los hombres judíos y uno para los sacerdotes. Y finalmente estaba el Lugar Santísimo al que sólo el Sumo Sacerdote podía entrar una vez al año. La barrera entre los sacerdotes y el Lugar Santísimo fue dejada a un lado con la muerte de Cristo (Mateo 27:51), y ahora todos los cristianos son sacerdotes que pueden entrar en el Lugar Santísimo. Note que el templo de Jerusalén había sido destruido para el tiempo que Juan escribió esto.

"déjalo aparte": Es el verbo “ekbálo”, “échalo fuera”; significa un rechazo completo.
"ha sido entregado a los gentiles": Sólo con el soberano permiso y control del Señor.
Por ahora solo recordemos Lucas 21: 24 "...y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan." Los gentiles acá, significa las naciones, es decir el mundo. Ellos pisotean la ciudad santa, lo cual significa que persiguen a la iglesia.
"ciudad santa": Jerusalén misma, Nehemías 11:1, 18 y Mateo 4:5. En Lucas 21:24 Jesús predijo la destrucción de Jerusalén en los tiempos escatológicos, los "tiempos de los gentiles".
"cuarenta y dos meses": El calendario bíblico está compuesto de 360 días. Dios calcula la vida de sus hijos por días, Deuteronomio 33:25. Asi que, el mes profético consta de 30 días, pues los 1.260 días son 42 meses.

LOS  DOS  TESTIGOS

V. 3: "Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio."

"Y daré": "didomi". Al verbo anterior le falta un objeto, porque la siguiente frase figura en el caso dativo. Se puede agregar por implicación, "autoridad" o "poder".
"mis dos testigos": La Ley exigía tener dos testigos, Deuteronomio 17:6, 19:15. Los setenta fueron mandados de dos en dos, Lucas 10:1. Dos ángeles testificaron de la resurrección de Cristo en Juan 20:12, Lucas 10:1, y de Su segunda venida, Hechos 1:10-11. Cristo usó este criterio en Mateo 18:16. De repente, aparecen en la historia. Son seres humanos que existían previamente, no fueron creados milagrosamente. No son principios o instituciones, porque en el Nuevo Testamento, "testigo" siempre se usa exclusivamente para seres humanos. Estos dos individuos representan al Señor entre los hombres. Para Él, el ministerio de los testigos es un testimonio, mientras que para el mundo, su ministerio es un tormento.

"mil doscientos sesenta días": Esto enfatiza el testimonio día a día de la iglesia. Una lectura superficial indicaría que esto representa tres años y medio, pero no debemos tomar este período como un número literal porque esto nos permitiría fechar exactamente el día del retorno de nuestro Señor, y eso contradeciria la misma Biblia. Deberíamos notar también que este período de tres años y medio, es el mismo tiempo de sequía sobre el cual oró Elías (Primera Reyes 17:1, Santiago 5:17) y el tiempo que fue cuidado milagrosamente por cuervos, y la viuda con su harina y aceite que no se consumieron (Primera Reyes 17:4-16). Así, el período de tiempo indica a la vez persecución y cuidado divino.

"que profeticen": Su profecía es decir la palabra de Dios, más que predecirla.
"cilicio": Después de describir su ministerio y su plazo, Juan habla de su "ropa ministerial", ¡no llevan la moda del mundo! Los vestidos de cilicio eran hechos de pelo de camello o de cabra, era una incómoda tela áspera. Era señal de luto, y tristeza personal. Fue usado en los tiempos de calamidad nacional. El color de cilicio es negro (Apocalipsis 6:12), apropiado para este tiempo de trastorno nacional. La ropa de los dos testigos en Apocalipsis indica su lamento causado por la condición de Jerusalén y la maldad que existe en su entorno.

V. 4: "Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra."

"Los dos olivos": El uso del artículo definido remonta claramente a una profecía clave en Zacarías 4:1-14. Habla de dos personajes, pero no son Zorobabel y Josué mismos. Después del cautiverio babilónico, para el pequeño grupo de los exiliados que regresaron a Jerusalén, Josué era el sumosacerdote y Zorobabel era el gobernador. Como olivos, los dos testigos llevan fruto espiritual para el Señor, muchos se convierten por su testimonio. “Estoy como olivo verde en la casa de Dios...” Salmo 52:8. El contexto habla de la iniquidad de Doeg edomita en los días de David, pero se puede aplicar por extensión a los crueles malvados que perseguirán a los dos testigos en Apocalipsis 11.
"candeleros": “lukniai”, "antorchas". Tanto el patio del templo como Jerusalén misma son profanadas por los gentiles. Pero los dos testigos, como antorchas, predican con denuedo, rodeados por las tinieblas espirituales. En el griego, las palabras “olivos” y “candeleros” son palabra
s femeninas. El participio plural, “están en pie” se refiere directamente a los dos varones, simbolizados por los olivos y los candeleros.
"están en pie": “estótes” es un participio perfecto que apunta hacia la fidelidad, la constancia y la tenacidad hacia el servicio que desempeñarán.

"delante del Señor": La frase implica una recepción favorable en la presencia de la majestad divina. Elías expresaba la misma idea en 1 Reyes 17:1 que dice literalmente “delante de cuya cara estoy en pie.”
"Dios": Es más bien "Señor" destacando así su soberanía.

V. 5: "Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir el de la misma manera."

"quiere dañarlos": Un repentino castigo cae aun sobre los que abrigan una actitud malévola contra los dos testigos: ni siquiera logran expresar su odio. La forma del verbo ("condición de primera clase") indica que no hay duda en la afirmación. Los dos predicadores son inmortales hasta que hayan terminado su ministerio. En el ámbito público, cuando las emociones se exaltan, la vida del político o del religioso viene a ser precaria.
"sale fuego": Obviamente no debe entenderse en forma literal. Pero lo imagen es bien clara, nadie podrá sostenerse delante de ellos. En Jeremias 5:14, hay un uso solamente simbolico: "yo pongo mis palabras en tu boca por fuego, y a este pueblo por leña, y los consumirá"; pero no podemos olvidarmos de lo que hizo Elías cuando Israel estaba en un estado de apostasía espiritual (ver Segunda Reyes 1:10,12). Seguramente Juan se acordo cuando Jesús lo retó, por querer hacer descender fuego del cielo para destruir a los que no lo recibieron (Lucas 21:12-19): Ahora si llego el momento.
"devora": “katasthíe” significa "consumir por completo".
"quiere hacerles daño": La forma subjuntiva de este verbo implica duda en la afirmación. La muerte instantánea de los primeros opositores producirá una creciente vacilación de parte de otros que quieran agredir a los dos testigos.
"debe morir él de la misma manera”: Esta entera descripción subraya el sentido literal. La frase completa nos da la idea de una muerte justa...

V. 6: "Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran."

"poder": “egsousía”, autoridad.
"cerrar el cielo": En 11:3 dice que estos testigos recibirán poder; aquí se lo describe. Como Elías en Primera Reyes 17:1.
"no llueva": La ausencia de lluvia ha sido indicación del desagrado divino, profetizado por Moisés (Deuteronomio 11:17, 28:12, 23-24).
"convertirlas en sangre": Como Moisés, cuando Israel estaba en sujeción a un poder gentil (Egipto), Éxodo 7:17-19.
"para herir la tierra": Todo el planeta.Será posible que una parte de la destrucción descrita en 8:7-12 sea el resultado del ministerio asolador de estos dos testigos Compárese el uso de la palabra en Éxodo 3:20.
"con toda plaga": La lepra (Levítico 13:2), hemorroides (Primera Samuel 6:4), y todas las más recientes...
"cuántas veces quieran": Su voluntad humana ha sido santificada por una larga estadía en la presencia del Señor. No exhiben rencor personal, sino muestran la ira divina.

V. 7: "Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matara."

"bestia": “theríon”, es un término que designa a un animal de presa, un carnivoro que posee un apetito voraz. Describe a un ser de violencia irracional que actúa según su propia cruel naturaleza. El artículo definido “la” bestia, apunta a la profecía de Daniel en 7:24-25.
"que sube del abismo": Su aparición es anticipada aquí, pero será realizada en el despliegue del libro en el capítulo 13.
"hará guerra": El término implica la energía y el celo, que este hombre ejerce contra estos dos poderosos portavoces de Dios.
"los matará": Los testigos mueren durante el tiempo de la sexta trompeta, justo en el tiempo cuando el Anticristo quiebra el pacto de paz con Israel y su verdadero carácter feroz empieza a manifestarse. Sólo él tenía la capacidad de matar a los dos testigos, para el asombro, gozo y agradecimiento de los incrédulos.

V. 8: "Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido Espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado."

"cadáveres": La palabra figura en el singular en el griego. Tal vez habla de la unión y cooperación de su ministerio junto.
"en la plaza": Para facilitar una mejor observación y expresar una malévola profanación. No ser sepultado era un hecho odioso indicando una gran afrenta (Deuteronomio 21:23).
"grande ciudad": La ciudad es “grande”, pero tal grandeza no la hace santa. Jerusalén fue llamada "grande" por Nehemías en 7:4, y por Jeremías en 22:8.
"en sentido espiritual": El uso de esta metáfora indica que los habitantes de Jerusalén han sobrepasado el colmo de la degradación y la soberbia. Recordemos Lucas 16:15: “...lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación"
"Sodoma": La ciudad de Sodoma representa el vicio de la degenerada ciudad de Jerusalén. Este epíteto fue usado ya en el Antiguo Testamento en cuanto a Jerusalén, Isaías 1:9-10, 3:8-9, y Jeremías 23:14.
"Egipto": La ciudad de Egipto, habla de vanidad y materialismo. Véase Ezequiel 23:3, 19, 27.
"también": Se puede tomar este adverbio en dos sentidos: lo más común es que éste introduce otra descripción de Jerusalén; pero, es posible unirlo a la palabra "Señor". Sería verosímil que el Anticristo expresara su odio contra los dos testigos al matarlos en la misma forma que Cristo murió. Si la muerte de un soldado podía detener el avance de una guerra (2 Samuel 20:9-13), ¡cuánto más puede afectar a todo el mundo la muerte de dos aborrecidos individuos!
"nuestro": La gran mayoría de los manuscritos tienen "de ellos".
"crucificado": La crucifixión mencionada enfatiza la violencia de la ciudad. Asimismo, es un recordatorio que sus discípulos deben tomar su cruz y seguirlo aun cuando conduzca a la muerte. Es también indicativo de la falsa religión (cf. Gal. 4:25-26) porque fueron los oficiales religiosos los que querían que Jesús fuera crucificado (Mt. 26:3-4, Jn. 19:6, 19:15).

V. 9: "Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados."

"pueblos, tribus, lenguas y naciones": El uso de los cuatro items da a entender que el conocimiento y la observación de este suceso será mundial.

"veran sus cadaveres": La palabra "blepo", es decir, contemplar, denota no solo que las naciones los ven, sino que dirigen los ojos hacia ese 'espectáculo', y lo contemplan. Ya que solo transcurren tres días y medio entre su muerte y su resurrección, este versículo era de difícil interpretación en los siglos pasados, pero ahora, por intermedio de la televisión satelital, ya es mas que claro...
"por tres días y medio": Predicaron tres años y medio, ahora están muertos tres días y medio. Los enemigos relamen el macabro espectáculo de los cuerpos pudriéndose durante 84 horas. Los judíos creen que el espíritu de un difunto permanece cerca al cadáver por tres días antes de partir permanentemente. En Juan 11:17, a propósito, Jesús demoró cuatro días antes de restaurar la vida a Lázaro para que el milagro fuera más evidente a los judíos.

"no permitirán": El resentimiento de la gente no podrá ser aplacado con su muerte, sino que continuará desfogándose sobre sus restos exánimes. Para mostrar su desprecio, rehusan permitir que los cuerpos sean enterrados, dejándolos descomponerse en las calles de Jerusalén. Aun los criminales debian ser sepultados el mismo día de su ejecución (Deuteronomio 21:22-23).

V. 10: "Y los moradores de la tierra se regocijaran sobre ellos y se alegraran, y se enviaran regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra."

"Se regocijarán": "eufrainomai", se usa en cuanto al padre del hijo pródigo en Lucas 15:23, y del hombre rico en Lucas 16:19. Irónicamente, ¡es la única mención de regocijo en el libro de Apocalipsis!

"regalos": Enviarse unos a otros regalos es una parodia de Purim, cuando los judíos celebraban el alivio de sus enemigos que trataron de que fueran muertos todos los judíos (ver Ester 9:22.). Es la fiesta del infierno. Es importante, considerar que los que desprecian la Palabra nunca se deshacen de ella. El mismo regocijarse por haberla reducido al silencio, hace que sigan ocupándose de ella. Incluso cuando ha sido reducido a un silencio completo, los hombres no pueden descartar el testimonio divino...

V. 11: "Pero después de tres días y medio entro en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayo gran temor sobre los que los vieron."

"se levantaron sobre sus pies": Que semejanza tan asombrosa con el pasaje tan conocido del valle de los huesos secos, visión y profecía de Ezequiel, que Dios le dio acerca de la reconstrucción de Israel, como nación. Leemos brevemente en Ezequiel 37: 10 "Y profetice como me había dicho, y entro espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies..." El mundo de observadores no experimentó una alucinación, sino presenció una verdadera resurrección a la vida física.
"cayó gran temor": Se interrumpieron de repente las fiestas mundiales cuando corrían las noticias de su restauración a la vida. “La alegría de los malos es breve, y el gozo del impío por un momento" (Job 20:5). Por supuesto, temieron, porque su resurrección era una prueba de la resurrección de Cristo. Su gran Enemigo vivía y la suerte de ellos había sido sellada.
"vieron": Tal vez, por medio de la televisión, pero con la acumulada destrucción del mundo, el uso de la televisión estará bastante limitado. ¡Pero las malas noticias siempre corren rápidamente!

V. 12: "Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron."

"oyeron": Los dos testigos, lo que confirman que estaban vivos. Tambien pudieron escuchar la voz los inconversos en las cercanías del lugar, en Jerusalén.
"Subid acá": Si los enemigos no oyen la voz, por lo menos son testigos oculares del dramático suceso. No pueden evitar la verdad que es el Dios de los cielos quien los había llamado a su presencia.
"subieron al cielo": Esta es una clara referencia al Arrebatamiento que coincide con la Segunda Venida (Primera Tesalonicenses 4:15-17: los muertos en Cristo resucitarán primero). Esto no es ningun "rapto" secreto. Después de predicar el evangelio a todas las naciones, la iglesia ha terminado su testimonio, y entonces "vendrá el fin" (Mateo. 24:14). Los hombres, tendrán que admitir que hay tal cosa como una resurrección.
"en una nube": El artículo definido ha sido ignorado en las traducciones. Es "la" nube, más bien la shekaina del antiguo tabernáculo, la nube especial que indicaba la presencia del Señor entre su gente (Éxodo 40:34-38).

V. 13: "En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbo, y por el terremoto murieron en numero de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo."

"En aquella hora": Muy cerca al rapto de los testigos. El terremoto era una validación del ministerio de los dos testigos. Lo mismo pasó después de la resurrección de Cristo (Mateo 28:2).
"gran terremoto": Es el mismo de 11:19. Dado que el número "cuatro" pertenece al mundo, es apropiado que se mencionen los cuatro terremotos que ocurren en el libro: 6:12; 8:5, 11:13 (aquí), y 16:18. Comparese con el gran terremoto cuando Cristo vuelva, Zacarías 14:4, Isaías 29:6.
"la décima parte": El juicio divino obliga el pago de ese "diezmo".
"en número de siete mil hombres": En el griego esta frase se lee “nombres de los hombres, siete mil”. El mismo uso de ésta se ve en Génesis 6:4, "varones de renombre". Se puede referir a los destacados líderes en el gabinete del Anticristo, o los principales instigadores del antagonismo contra los dos profetas. Si la gente ordinaria no es tomada en cuenta, entonces el número de los muertos puede ser mayor.
"siete mil”: ¡Contraste otro siete mil en 1 Reyes 19:18!

"los demás": Los sobrevivientes, y en especial, los lideres que no murieron.
"se aterrorizaron": Reconocen que Dios fácilmente los puede escoger para sufrir una muerte atroz. Reconocieron que esos efectos fueron producidos, no por casualidad, sino por la intervención divina. La buena confesión es sólo transitoria. Compárese la reacción de los magos egipcios en Éxodo 8:19, y los filisteos en Primera Samuel 6:5; que permanecieron en su idolatría.
"dieron gloria al Dios del cielo": En los sobrevivientes que dan gloria a Dios, no descubrimos convicción alguna de pecado, sino mas bien un simple sentimiento de temor, que pronto pasa...

V. 14: "El segundo ay paso; he aquí, el tercer ay viene pronto."

Este versículo anuncia que el segundo "Ay" ha pasado: ¿Quiere decir que el segundo "Ay" abarca desde el capitulo 9: 13 al 11: 13?. En ninguna manera. El capitulo 10 y el capitulo 11: 1-13, son un paréntesis entre la sexta trompeta, y la séptima...

Recordemos que el capitulo 10 habla del Ángel con el Librito, en el capitulo 11: 1-2 se Mide el Templo, y el capitulo 11: 3-13 trata de Los Dos Testigos.

SE  TOCA  LA  SÉPTIMA  TROMPETA

V. 15: "El séptimo ángel toco la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y el reinara por los siglos de los siglos."

"El séptimo ángel tocó": No hay aviso de un juicio, sino la gran declaración que pronto Cristo va a reinar. Es el pronto cumplimiento de lo que dijo el ángel fuerte en 10:6-7. El toque señala ademas el ARREBATAMIENTO de la iglesia, y de los fieles muertos antes de Cristo.
"grandes voces": Todos los seres inteligentes en la creación están jubilosos al vislumbrar el inminente fin de todo lo malo. Este gran estruendo contrasta con el silencio que se produjo con la apertura del séptimo sello en 8:1. Ellas indican el ánimo y la excitación sobre el triunfo de Dios sobre el mal.
"decían": El anuncio del reino implica que la coronación del Rey no está lejos.
"reinos": Es mas bien singular. Aca se habla de un solo gobierno en el mundo material sobre el cual Cristo va a reinar. Compárese la oración del Señor en Mateo 6:10. Recordemos Daniel 7: 14 "Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasara, y su reino uno que no será destruido." El término “los reinos” habla mas bien de la organización de las naciones mundiales en su sentido moral y controlado por Satanás, Mateo 4:8-9.
"ha venido": El tiempo de estos verbos es peculiar, tiene un sentido profético aunque se usa el tiempo presente. El término para describir tal situación se llama "proléptico". Un hecho futuro se trata como si ya fuera realizado porque el asunto es seguro en su cumplimiento. En este versículo se anuncia la "transferencia de propiedad", pero todavía quedan "algunos detalles". El mismo principio se ve en Juan 12:31.
"Cristo": Por primera vez en el libro, se usa el título del Mesías, anticipando su glorioso reinado.
"por los siglos de los siglos": Después que se cumpla el preámbulo histórico del reinado del Mesías, su reino se unirá al dominio eterno de Dios y continuará por los siglos de los siglos".

V. 16: "Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, V. 17: diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado."

"Señor Dios Todopoderoso": Este título muestra claramente la absoluta deidad de Cristo.
"el que eres": Habla de su eterna existencia.
"que eras": En cuanto al pasado.
"y que has de venir": Recordemos 1:4, 8; y 4:8.
"gran poder": Es una expresión del gran clímax de toda la profecía en cuanto al reinado de Dios.
"has reinado": La misma regla de arriba se aplica aquí. El sentido es que Dios ya reina por los hechos judiciales que preceden los eventos del capítulo 20.

V. 18: "Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra."

"se airaron": Los ancianos dan un resumen gráfico de cinco eventos prontos a acontecer. Aquí se expresa la antipatia del mundo, hacia Dios, al ser iniciada la gran tribulación, y producirse el arrebatamiento; cuando el Espíritu Santo deja de restringir la total expresión de la vieja naturaleza del hombre. Se nota una majestuosa antítesis entre la indignación de los gentiles y la santa ira de Dios; en efecto: el enojo de los hombres es malvado; la ira de Dios es santa.
"juzgar a los muertos": Este tiempo será después de la última rebelión, al final del milenio.
Todo el milenio será un período de gobierno de Cristo; y el gobernará con una vara de hierro, juzgando sin piedad a todo el que aventure levantarse contra su autoridad.
"galardón": “misthós”. La palabra describe especialmente las recompensas divinas dadas a los creyentes por la cualidad moral de sus acciones. La recompensa puede ser una y la misma en todos los casos, pero su valor para el obrero individual variará de acuerdo con el trabajo que haya realizado".
"a los pequeños y a los grandes": Por ejemplo: el gran predicador por cuya obra evangelizadora, multitudes hayan sido salvadas; y los obreros silenciosos, desconocidos para nosotros (pero no para Dios). Recordamos brevemente Salmos 115: 13 "Bendecirá a los que temen a Jehová, a pequeños y grandes."
"destruir a los destructores": Este participio es “diaftheíro”, compuesto del prefijo fuerte “día” y el verbo “corromper,” significa “producir un estado peor”. Aunque el ambiente o la ecología del mundo está siendo destruida durante la tribulación, el verbo aquí se refiere a los violentos seres humanos que matan con saña a otros. En esta frase hay un juego de palabras tanto en el griego como en el castellano. Los profetas y santos son descritos como aquellos que reverencian el nombre de Dios. Compare con aquellos que maldeciran el nombre de Dios como resultado de la cuarta, quinta y séptima copa (16:9, 11, 21).

V. 19: "Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo."

"el templo de Dios": Este versículo coloca el contenido del siguiente capítulo en un ambiente hebreo. El templo, el arca y el pacto pertenecen a Israel y representan cosas judías.
"fue abierto": De repente, la morada del Dios del cielo está desplegándose aun delante de los incrédulos moradores de la tierra.
"el arca del pacto": La restauración del arca significa el regreso de la divina presencia en medio de la gente del pacto, Israel. La revelación del arca del pacto enseña a los moradores que el Dios del cielo cumplirá sus promesas y pactos incondicionales para con su antiguo pueblo, Israel.
"se veía": El arca del pacto fue dada por el Señor a su pueblo escogido como señal de su presencia entre ellos y el cumplimiento de los pactos incondicionales. Esta escena, a lo mejor, es presenciada por los moradores de la tierra. Compárese las palabras de Cristo, por fin cumplidas, Mateo 26:64.
"relámpagos y voces y truenos y un terremoto y grande granizo": En el griego, la conjunción, se repite antes de cada sustantivo enfatizando así su carácter. Esta frase, que concluye el capitulo, es de alguna forma, introductoria del capitulo 12. Así como al comienzo de los pasajes acerca de los siete sellos (4:5), y las siete trompetas (8:5), aquí en el 11: 19, vemos precursores simbólicos de juicios; pero notemos, que cada uno de los pasajes introductorios van aumentando la intensidad de los símbolos: * 4:5 "relámpagos, truenos y voces" * 8:5 "truenos, voces, relámpagos, y un terremoto" * Aqui: "relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo"