Apocalipsis12

LA MUJER Y EL DRAGÓN

"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas."

Recordemos Génesis 37: 9 "Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí que he soñado otro sueño, y he aquí que el sol y la luna, y once estrellas se inclinaban a mi." Este sueño de José, es profético, ya que después de ser vendido como esclavo, Dios lo prospera, llegando a ser el segundo en Egipto. Sus hermanos y su padre, dan cumplimiento al sueño profético de José, postrándose delante suyo.

Es por esto, que aunque de difícil interpretación, la identidad de "la mujer", sea el mismo Israel. No solo el Israel de tiempos de Cristo, sino el Israel, de ambos testamentos...

"Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."

Miqueas 4: 10 nos aclara mas las cosas: "Duélete y gime, hija de Sion, como mujer que esta de parto; porque ahora saldrás de la ciudad y moraras en el campo, y llegaras hasta Babilonia; allí serás librada, allí te redimirá..."

"También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojo sobre la tierra. Y el dragón se paro frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese."

Este "dragón escarlata" es sin duda alguna Satanás. Daniel lo vio siglos antes y dice en Daniel 7: 7 "Después de esto miraba yo en las visiones de la noche, y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba, y las sobras hollaba con sus pies, y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella, y tenía diez cuernos." Parte de esta descripción coincide con las dos bestias del capitulo decimotercero, y su significado especifico lo veremos mas adelante...

"Su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo": Recordemos Daniel 8: 10 "Y se engrandeció hasta el ejército del cielo; y parte del ejército y de las estrellas echo por tierra, y las pisoteo."

Recordemos que el ejercito y las estrellas, son símbolos del pueblo de Israel (Se les llama "huestes de Jehová"). Leemos Éxodo 12: 41 "Y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto." Las estrellas caídas se refieren a las a la persecución del pueblo de Dios...

"A fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese": El hijo de la mujer, como veremos seguidamente, es el mismo Señor Jesucristo, quien recordemos, quiso ser asesinado por Herodes, solo cuando tenía como dos años... (Mateo 2: 16)

"Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono."

Leemos en Isaías 66: 7 "Antes que estuviese de parto, dio a luz; antes que le viniesen dolores, dio a luz un hijo varón." Recordemos también Lucas 1: 31-34 "Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamaras su nombre Jesús. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el tro-no de David su padre; y reinara sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Como será esto? pues no conozco varón."

Recordemos brevemente el Salmos 2: 9 "Los quebrantaras con vara de hierro..."

Recordemos que después de morir por nuestros pecados, el resucito, y después de aparecer a muchos de sus discípulos ascendió al cielo...

"Y la mujer huyo al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días."

La mayoría esta de acuerdo, que este versículo es anticipatorio, y alude al tiempo de mayor persecución de judíos de la historia, en la gran tribulación...

"En el desierto": leemos Daniel 11: 41 "Entrara a la tierra gloriosa, y muchas provincias caerán; mas estas escaparan de su mano: Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón." Las regiones de Edom y Moab, que incluyen el árido y rocalloso desierto que rodea el Mar Muerto, bien puede ser el "lugar". Lo cierto, es que Dios ya tiene preparado un lugar, donde los 144.000 sellados, subsistirán por tres años y medio. Es notable que Elías, huyendo de Acab, se fue al desierto y fue sustentado por tres años y medio (Primera Reyes 17: 1-6)...

En este versículo se pone de relieve el hecho de que Satanás, quien odia a Dios, y por ello a su Hijo y a su pueblo, perseguirá en forma especial a Israel, hasta el fin de los tiempos...

"Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se hallo ya lugar para ellos en el cielo."

Esta lucha sucederá realmente, y es posible que se lleve a cabo hacia la conclusión del primer período de la tribulación.

Notemos, que la lucha se desarrolla en el cielo, y que luchan el dragón (Satanás) y sus ángeles (demonios) por un lado, y Miguel (quien aparece aquí como la cabeza de la jerarquía angelical)...

Aquí el arcángel Miguel no es Cristo, sino que debe entenderse literalmente como Miguel. Este es el mismo que disputo con Satanás el cuerpo de Moisés, y quien aun siendo vencido no se atrevió a maldecirlo, sino a poner el asunto en manos de Dios (Judas 1: 9). Obviamente en este versículo de Apocalipsis el arcángel Miguel y sus ángeles, están mucho mas fuerte que Satanás y sus demonios, ya que estos últimos son echados del cielo...

El libro de Job, es el libro de la Biblia, mas antiguamente escrito. Allí ya hallamos la presencia de Satanás en el cielo, entremetido entre los hijos de Dios (Job 1: 6). El porque Dios permite su entrada, es un misterio...

Esta es la primera vez en el capitulo, que aunque implícitamente, se menciona la expulsión de Satanás del cielo.

"Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la Tierra, y sus ángeles fueron arrojados con el."

Los setenta discípulos comisionados por Jesús, volvieron gozosos porque hasta los demonios se sujetaban en el nombre de Jesús. El, en su omnisciencia, sabiendo lo que habría de suceder, les dijo: "Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo." (Lucas 10: 17-18)

En este pasaje, Satanás recibe mas apelativos juntos, que en cualquier otro de la Biblia, posiblemente para resaltar bien quien es nuestro enemigo...

Recordemos que odia tanto a Dios, que odia todo lo que El hace, y en especial, lo que a El mas le gusta... Ya desde antiguo engaño a Adán y Eva para que desobedecieran a Dios, disfrazándose de serpiente (Génesis 3: 1)...

Notemos finalmente, que el diablo no es arrojado al abismo, ni al lago de fuego y azufre, sino a la tierra, probablemente, justo antes que el Anticristo asuma su reino terrible, pero temporal... Esta es la segunda vez en el capitulo, ya descripta explícitamente, que se menciona la expulsión de Satanás del cielo.

"Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche."

No hacen falta detalles en cuanto a las palabras de regocijo que enumera la "gran voz". Solo baste decir que se subrayan el poder de Dios y la autoridad de Cristo, quien venció a Satanás para siempre. El es quien nos acusa día y noche, es decir, continuamente.

Esta es la tercera vez en el capitulo que se menciona la expulsión de Satanás del cielo.

"Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte."

Los que confiaron en la sangre derramada por Cristo en la cruz, y han dado testimonio de esa fe (tanto que muchos dieron su vida por ella), también vencieron a Satanás...

Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, describe implícitamente en uno de los textos mas hermosos de la Biblia, este acontecimiento que todavía no había sucedido. Recordemos Romanos 8: 33-34 "¿Quien acusara a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quien es el que condenara? Cristo es el que murió; mas aun, el que también resucito, el que además esta a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros."

"Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y el mar! porque el diablo ha descendido a vosotros, con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo."

Recordemos las palabras de Jesús, quien sabiendo el futuro, dijo a sus discípulos acerca de la segunda parte de la tribulación en Mateo 24: 21 "...porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá." Así de terrible, será la acción de Satanás ("con gran ira"), quien sabrá muy bien que le queda poco tiempo, antes de que se cumpla la venida del Señor...

Esta es la cuarta y ultima vez, que se menciona en el capitulo, la expulsión definitiva de Satanás, del cielo... Motivo mas que suficiente para que se alegren, los que están en ese santísimo lugar...

"Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón."

Ya que la iglesia, la esposa de Cristo, no estará ya en la tierra, Satanás perseguirá al pueblo del cual desciende Cristo, el pueblo elegido de Dios...

"Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo."

Recordemos Daniel 12: 7 "Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzo su diestra y su siniestra al cielo, y juro por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo..."

Un tiempo (un año), tiempos (dos años), y mitad de un tiempo (medio año), equivale a los 42 meses de 11: 2; y a los 1.260 días de 12: 6, es decir tres años y medio, los últimos...

Sabiendo lo poco del tiempo que le queda, Satanás actuara con tal rapidez, que si no se le diera a "la mujer", "las dos alas de la gran águila", obviamente esto ultimo en sentido figurativo, es probable que fuera destruida...

Recordemos brevemente los contundentes y apremiantes consejos, dados por el mismo Jesús, cuando hablo a sus discípulos las proféticas palabras de Mateo 24: 16-18 "...entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. El que este en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que este en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa..."

Aquí se vuelve a afirmar, pero con mas detalle, lo predicho en el versículo 6. Es probable, que solo los 144.000 sellados, logren escapar.

"Y la serpiente arrojo de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río."

Por lo general, esta figura de un río, es símbolo de un gran ejercito... Ya que el lugar de huida es el desierto, no debe entenderse en forma literal...

"Pero la tierra ayudo a la mujer, pues la tierra abrió su boca y trago el río que el dragón había echado de su boca."

Quizá, que la tierra abra su boca, pueda entenderse en forma literal (recordemos que en la rebelión de Coré, Datan y Abiram en el desierto de Sinaí, la tierra "abrió su boca" (Ver Números 16: 31-33). Algunos opinan, que signifique la ayuda de algunos gobiernos de la tierra; pero es poco probable que halla en ese momento gobiernos humanos, que se muestren amistosos para con Israel, y menos que puedan tener poder como para oponerse con éxito al "dragón".

"Entonces el dragón se lleno de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la generación de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo."

Cuando Satanás vea su fracaso, hará guerra contra los judíos que hallan quedado en Israel. También hará guerra con los pocos que aun guarden los mandamientos de Dios, y el testimonio de Jesucristo. Casi se puede asegurar, que todos los que tengan estas características serán muertas por Satanás. Recordemos nuevamente las palabras de Jesús en ese famoso pasaje de Mateo 24: 22 "Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie seria salvo..." Lo que quería decir el mismo Señor, con las palabras "nadie seria salvo", significa mas bien, que nadie quedaría con vida...

Para terminar este capitulo, recordemos la primera promesa Mesiánica: Génesis 3: 15 "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, esta te herirá en la cabeza, y tu le herirás en el calcañar. " En esta promesa que obviamente debe entenderse figurativamente, notamos la diferencia de herida, por supuesto que la de la cabeza da una imagen mucho mas mortífera que la del calcañar...