Apocalipsis13

LAS DOS BESTIAS

Este capitulo se dedica a describir a dos gobernantes terribles que tendrán un papel prominente, durante el período de la tribulación. Ambos están descritos figurativamente en forma de bestias... Una de ellas representa al "hombre de pecado", "el hijo de perdición", el "inicuo" Nota:; del que Pablo habla, en Segunda Tesalonisenses 2: 3; y 2: 10... La otra representa al "falso profeta" del que hablo el mismo Señor claramente, en Mateo 24: 24... Una cosa debe quedar bien en claro, sobre estas "dos bestias". Puesto que ningún judío aceptará como Mesías a un "gentil", ambos serán judíos. Esto significa que ambos tendrán la señal del pacto de Dios con su pueblo Israel (Génesis 17: 10-13) y muy probablemente ambos descenderán de padres judíos... No necesariamente deberán nacer en Israel. ¿Que será de las profecías que indican el lugar de nacimiento del Mesías, en Belén de Judea? Recordemos que el mismísimo rey Herodes, convoco a los principales sacerdotes y los escribas del pueblo para saber donde habría de nacer (Mateo 2: 4)... Así muchos ignoran las profecías, y estos serán mas fácilmente engañados, que los que conocen las escrituras...

"Me pare sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo."

La primera "bestia" que describe Juan, surge del mar. Este, si bien es un símbolo que representa la "superficie agitada" de una humanidad no regenerada... (Recordemos la similitud con Daniel 7: 3 "Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar."); aquí nos sugiere el área que abarco el imperio ro-mano... E Israel estaba dentro de esa área. "Tenía siete cabezas": En este caso, representan los siete montes, sobre los que se asienta la ciudad de Roma, capital del antiguo imperio romano... "En cada cabeza hay un nombre blasfemo": aquí nos describe simbólicamente que esta "bestia" se atribuye poderes como si fuera Dios, y no solo un hombre... "Tiene diez cuernos": Esto significa que el imperio romano, será 'revivido' inicialmente, por una coalición de diez "reyes". "En cada cuerno tiene una diadema": Figura que nos habla del poder que recibirán estos "reyes".

"Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca, como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad."

Aunque pasaron muchos siglos entre Daniel y Juan, los dos forman una unidad maravillosa... En el capitulo segundo de Daniel encontramos que Dios le dio la interpretación de un sueño que tuvo el rey Nabucodonosor (2: 23). El mismo se refería al futuro, inmediato, y al futuro lejano (2: 28)... Entre otras cosas, el rey vio una imagen de hombre, con cabeza de oro, pecho y brazos de plata, vientre y muslos de bronce y piernas de hierro (2: 31-33). La cabeza de oro era símbolo de su reino; los pechos y brazos de plata, de un reino que seria después; el vientre y muslo de bronce seria un tercer reino que le seguiría; y las piernas de hierro, el cuarto reino (2: 38-40)... En el capitulo séptimo de Daniel, s e le revela a el mismo en forma de sueño y visiones (7: 1), mas detalles sobre estos reinos, vistos desde otro punto de vista... En efecto, mientras Nabucodonosor vio la gloria y grandeza de los imperios, en forma de metales; Daniel vio en estos su oposición a Dios y su crueldad, en forma de bestias... Babilonia (Daniel 7: 4) "La primera era como león, y tenía alas de águila..." El león "rey de la selva", y el águila "rey de las aves", simbolizan respectivamente fuerza y rapacidad, características de este 'primer imperio'... Medo-Persa (Daniel 7: 5) "Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado mas que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes..." El que se alce de un lado mas que de otro, nos habla que en el gobierno dual de este imperio, tenían mayor 'fuerza' los persas, que los medos, aunque estos dominaron Babilonia al principio... Las tres costillas entre los dientes son figuras de sus conquistas sobre Egipto, Lidia (Asia Menor) y Babilonia. Toda la descripción simbólica, representa voracidad, característica de este 'segundo imperio'. Greco-Macedonico (Daniel 7: 6) "Después de esto mire, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas..." Alejandro Magno subió al trono de Macedonia, al norte de Grecia, a la edad de 20 años, y en solo 13 años conquisto todo el imperio Persa, desde Egipto hasta los limites de la India. Al morir sus cuatro generales se dividieron el imperio. La descripción simbólica, representa la rapidez con que subyugo al mundo, aunque por poco tiempo, características de este 'tercer imperio'... Roma (Daniel 7: 7) La cuarta bestia, tan horrible que Daniel es incapaz de describirla, esta perfectamente descrita por Juan en este versículo. Mientras Daniel ve principalmente la cabeza del restablecido imperio romano, Juan describe su imperio mundial. Este concentra en si todas las características bestiales de los imperios precedentes... Esta bestia recibe de Satanás, su trono, es decir, el mundo: Recordemos Lucas 4: 5-6, las palabras que el Diablo dijo a Jesús, cuando fue tentado en el desierto: "Y le llevo el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra. Y le dijo: A ti daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mi me ha sido entregada, y a quien quiero la doy..."

"Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravillo toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quien como la bestia, y quien podrá luchar contra ella?"

La herida mortal en su cabeza que fue sanada, nos habla de un milagro maligno: Si bien el gobierno romano imperial dejo de existir como tal, fragmentos del mismo jamas dejaron de existir como reinos separados. Estos se juntaran y darán su poder a la "bestia", quien gobernara como emperador... Este acontecimiento producirá tal admiración y asombro, que muchos hombres lo adoraran literalmente, como si fuera Dios, por 'su poder'; esto es como si adoraran a Satanás, quien como vimos le dio su trono, su poder y grande autoridad...

"También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses."

Al principio parecerá amigable para engañar a los hombres, pero cuando reine, los últimos 42 meses de la tribulación, ya se mostrara tal cual es... No en vano en Proverbios 26: 24-26, aunque no se habla de el explícitamente, nos dice Dios a través de Salomón "El que odia disimula con sus labios; mas en su interior maquina engaño. Cuando hablare amigablemente, no le creas; porque siete abominaciones hay en su corazón. Aunque su odio se cubra con disimulo, su maldad será descubierta en la congregación."

"Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo."

Recordemos brevemente Daniel 11: 36 y 37 "...y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses hablara maravillas, y prosperara..." "Del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres; ni respetara a dios alguno, porque sobre todo se engrandecerá."

"Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación."

El poder que ostentara abarcara todo el planeta. Notemos la universalidad de la expresión "sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación." Dios le permitirá matar a sus dos testigos, como vimos anteriormente (Apocalipsis 11: 7). Pero además matara al resto del pueblo de Israel, y a los que no le adoren...

"Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo."

Recordemos Salmos 69: 28 "Sean raídos del libro de los vivientes, y no sean escritos entre los justos." Todos los que no son creyentes verdaderos adoraran a la "bestia", pero estos morirán eternamente...

"Si alguno tiene oído, oiga."

Este pequeño versículo contiene un gran mensaje. Esta es la primera vez después de las cartas, que se nos dice el que tiene oído, oiga. Cuando todos estos acontecimientos sucedan, todos tendrán que tomar una determinación: o morir por Dios y vivir eternamente, o vivir momentáneamente, y luego morir para siempre. El Espíritu les exhorta a los que estén en el mundo en ese momento, a elegir la muerte... Recordemos las propias palabras de Cristo en Mateo 10: 28 "Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed mas bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno."

"Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad; si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto. Aquí esta la paciencia y la fe los santos."

Recordemos Jeremías 15: 2 "Y si te preguntaren: ¿A donde saldremos? les dirás: Así ha dicho Jehová: El que a muerte a muerte; el que a espada, a espada; el que a hambre, a hambre; y el que a cautiverio, a cautiverio." Recordemos Lucas 21: 19 "Con vuestra paciencia ganareis vuestras almas".

"Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón."

La segunda bestia "subía de la tierra". Esto puede simbolizar que el mismo será netamente judío, nacido en el mismo Israel. El 'embajador' de la primera bestia en Tierra Santa... "Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero": lo que nos indica que tiene apariencia de benevolencia, como la primera bestia... "Pero hablaba como dragón": indicación mas que clara, que es directamente inspirado y empleado por Satanás...

"Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada."

Esta acción de la segunda bestia, nos recuerda la acción de "Juan el Bautista", quien preparaba el camino ("ablandando los corazones"), para el ministerio de Jesús. Recordemos que siempre decía que el que venia era superior a el (Mateo 3: 11, 13-14; Marcos 1: 7-8 y Lucas 3: 16)...

"También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres."

Leemos las palabras del mismo Señor en Mateo 24: 24 "Porque se levantaran falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañaran, si fuere posible, a los escogidos." Recordemos que el mismo Jesús reconoció a Juan como profeta (Mateo 11: 7-11 y Lucas 7: 24-28).

"Y engaña a los moradores de la tierra con señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió."

Este versículo ratifica el anterior, la segunda bestia llama a los hombres de todo el mundo a crear imágenes (probablemente en forma literal) de la primera bestia, y la adoren...

"Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase."

Probablemente se emplace una imagen de talla de grandes proporciones en alguna parte del mundo (posiblemente el monte Santo). El "milagro" de hacer hablar a esa imagen, no esta del todo claro... Lo cierto, es que quien no la adore, será muerto. Recordamos el conocido pasaje de Daniel 3: 4-6, cuando el rey Nabucodonosor, erigió una estatua de sesenta codos de alto, para que el pueblo la adore "Y el pregonero anunciaba en alta voz: Mandase a vosotros, oh pueblos, naciones y lenguas, que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado; y cualquiera que no se postre y adore, inmediatamente será echado dentro de un horno de fuego ardiendo."

"Y hacia que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el numero de su nombre."

El capitulo concluye con lo que podría llamarse una dictadura económica. El texto no dice que los hombres no podrán comer a no ser que tengan la marca de la bestia, sino mas bien, que no podrán hacer negocio sin dicha marca...

"Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el numero de la bestia, pues es numero de hombre. Y su numero es seiscientos sesenta y seis."

El versículo final de este capitulo, revela cual es el numero de la bestia. Este numero dio pie a infinidad de sugestiones y a una producción literaria vastísima. Pero creemos, que no hay que ir mas allá de las palabras de Juan: "...el numero de la bestia, es numero de hombre."

Leemos en Segunda Timoteo 3: 1-4 "También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres:

Amadores de Sí Mismos
6
Ingratos
6
Crueles
6
Avaros
Impíos
Aborrecedores de lo bueno
Vanagloriosos
Sin afecto natural
Traidores
Sin Piedad
Implacables
Impetuosos
Blasfemos
Calumniadores
Infatuados
Desobedientes a los padres
Intemperantes
Amadores de los deleites mas que de Dios