Apocalipsis16

SE DERRAMAN LAS COPAS DE IRA

"Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios."

Dios mismo es aquí, quien da la orden, para que los ángeles derramen sobre la tierra, las postreras plagas...

LA  PRIMERA  COPA

"Fue el primero, y derramo su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen."

Recordamos brevemente el similar relato de Exodo 9: 10 "...y hubo sarpullido que produjo úlceras tanto en los hombres como en las bestias." Si bien no se da mas detalles sobre las úlceras, es claro que son dolorosas ("maligna"), y fétidas ("pestilente")... De esta plaga, y de las que vendrán, solo los 144.000 sellados serán librados. Pero aquí se agrega, implícitamente, a aquellas personas que no hallan aceptado adorar la imagen, ni tengan la marca de la bestia, aunque es probable que para este entonces queden muy pocas... Es probable, que tampoco los animales sean afectados.

LA  SEGUNDA  COPA

"El segundo ángel derramo su copa sobre el mar, y este se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar."

A medida que la maldad aumenta, el fin se aproxima, y con el son mas rigurosos los juicios que caen sobre los hombres. Vimos en Apocalipsis 8: 8-9, que el toque de la segunda trompeta, produce solamente la muerte de la tercera parte de los seres del mar, porque la tercera parte se había convertido en sangre. Aquí, en cambio, todo el mar y sus seres, son afectados. Notemos la aclaración "sangre como de muerto"...

LA  TERCERA  COPA

"El tercer ángel derramo su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre."

Recordamos Apocalipsis 8: 10, cuando se toca la tercera trompeta. En ese momento la tercera parte de los ríos y fuentes de agua, fueron transformados en ajenjo, y muchos murieron por esta causa. Aquí todos los ríos y fuentes de agua, son afectados, pero estos no se convierten en ajenjo, sino en sangre. Es de suponer que aunque los hombres tendrán asco de esta "agua" (comparar Exodo 7: 18), la misma no les provocara la muerte...

"Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tu, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas."

En este y en los próximos dos versículos, se reconoce la justicia de Dios. Aquí Juan oye al "ángel de las aguas", quien reconoce a Dios, como Justo. Además lo reconoce como Santo y Eterno "el que eres y que eras."

"Por cuanto derramaron la sangre de los santos y los profetas, también tu les has dado a beber sangre; pues lo merecen."

Que mayor Justicia que dar en pago al derramamiento de sangre, la obligación de beber sangre. El versículo termina con un contundente: "pues lo merecen"... Recordemos Las palabras proféticas del mismo Señor, en Mateo 23: 33-35 "¡Serpientes, generación de víboras! ¿Como escaparéis de la condenación del infierno? Por tanto, he aquí yo os envió profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos matareis y crucificareis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad; para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequias, a quien matasteis entre el templo y el altar."

"También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos."

Es probable, que el "altar", sea aquí un símbolo de las almas de los santos martirizados, que vimos al abrirse el quinto sello (Apocalipsis 6: 9), pidiendo justicia (6: 10). Lo mas probable, es que ya en este punto, se halla completado el numero de sus consiervos (6: 11)...

LA  CUARTA  COPA

"El cuarto ángel derramo su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego." La cuarta copa, afecta al sol, quien de algún modo incrementa la intensidad de su calor; este fenómeno, aunque no literalmente, "quema" a los hombres...

"Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria."

¡Que duro puede llegar a ser el corazón del hombre! Los que reciben sobre sus cuerpos esta 'plaga', no solo no se arrepienten, sino que además; blasfeman contra Dios. Se intuye que los hombres reconocen el poder de Dios...

LA  QUINTA  COPA

"El quinto ángel derramo su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas, y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras."

El "trono de la bestia", es lo mismo que decir, el "reino de la bestia". Para esos entonces este abarcara todo el mundo, así pues la obscuridad del "reino de la bestia", probablemente signifique la obscuridad mundial... En este aspecto, el juicio tiene una similitud, con la plaga de la cuarta trompeta (Apocalipsis 8: 12), aunque es de suponer, que la intensidad de la obscuridad será mayor (comparar con Exodo 10: 21-23)... No sabemos cuanto dure esta plaga, pero lo seguro es que esta no proporcionara alivio de las anteriores. La prueba la tenemos en que "mordían de dolor sus lenguas"... Aquí se nos menciona explícitamente, que una de las plagas anteriores aun continua: las úlceras. Recordemos que estas eran malignas y pestilentes: ¡Cuanto mas se agravarán!, al ni siquiera poderlas lavar con agua; además de recibir un intenso calor solar. Esta es la segunda vez en la narración del capitulo, que se menciona explíci-tamente la blasfemia a Dios por parte de los hombres...

LA  SEXTA  COPA

"El sexto ángel derramo su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de este se seco, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente."

Esta es la segunda vez en el libro que se menciona el Eufrates (Apocalipsis 9: 14). Prácticamente, podríamos decir, que la plaga de "la sexta trompeta" proviene de allí... Aquí al contrario no produce ninguna plaga. Es mas, el mismo río es el afectado, quedando literalmente seco... ¿Quienes son estos reyes del oriente?, lo veremos mas adelante, cuando co-mentemos "la batalla de aquel gran día"... Por ahora, es digno mencionar que el Eufrates ofrece un obstáculo concreto, para quien pretenda avanzar desde el oriente (Este), hacia Israel.

"Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso."

Aquí se nos describe simbólicamente nada menos que la trinidad satánica... El dragón (Apocalipsis 12: 3) es el Anti-Padre; la "bestia" (Apocalipsis 13: 1), es el Anti-Hijo; y el "falso profeta" (Apocalipsis 13: 11) es el Anti-Espiritu. Aquí, se los menciona como unidad... Además se hace una de las afirmaciones más terribles del libro, a saber, que la trinidad satánica unida, enviara espíritus demoniacos por todo el mundo, con poderes para hacer "señales", a fin de engañar y reunir a los "reyes de la tierra" en son de guerra contra Israel...

"He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza."

El sentido figurativo de que "viene como ladrón", significa que su venida será inesperada... Esta advertencia, la podemos encontrar en el mensaje a la iglesia de Sardis (Apocalipsis 3: 3), y también en Mateo 24: 43-44 y Lucas 12: 39-40... Pero a diferencia de estas citas, aquí se agrega la bienaventuranza.

"Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedon."

Esta es la única mención explícita de Armagedon en todo el libro. Este como ya dijimos, es lo que Dios mismo llamo "el lagar" (14: 20). Allí se reunirán los "reyes de la tierra" (16: 14), entre quienes estarán "los reyes del oriente" (16: 12)... Armagedon es una transliteración compuesta de las palabras hebreas: Har (Montaña), y Maguedon (Meguido); es decir Montañas de Meguido... Meguido, era una ciudad ubicada en el extremo norte de un desfiladero que corta el monte Carmelo... El fértil valle de Meguido corre de noroeste a sureste, desde el mar Mediterráneo, hasta el río Jordán, tiene una anchura aproximada de dieciocho kilómetros, y esta situado en el centro de Palestina... Este valle recibe el nombre de Esdraleon, desde el Mar Mediterráneo al Monte Carmelo; y desde este, al Río Jordán, recibe el nombre de Jezreel. Este ultimo, es el campo de batalla... El mismo fue famoso en la historia de Israel, tanto por sus victorias, como por sus derrotas. Allí tuvo lugar la victoria de Barac contra los cananeos (Jueces 4: 14-15); la victoria de Gedeon contra los madianitas (Jueces 7: 1); la derrota de Saúl y sus hijos (Primera Samuel 31: 1-5 y Primera Crónicas 10: 1-5). Allí tenía el rey Acab su casa (Segunda Reyes 10: 11). Allí, también fue muerto Josías (Segunda Reyes 23: 29 y Segunda Crónicas 35: 20). En este lugar además, tuvo lugar la primera batalla de la historia en la que se esta, hasta cierto punto, en condiciones de estudiar las posiciones de las tropas, y ello, constituye el punto de partida de la estrategia militar. Esta fue la batalla entre las fuerzas sirias, y las egipcias, bajo el mando de Tutmosis III... No es difícil imaginar, que en este lugar se lleve a cabo la ultima batalla de la humanidad...

LA  SÉPTIMA  COPA

"El séptimo ángel derramo su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho esta."

Si bien la apertura del séptimo sello no sigue de inmediato a la apertura del sexto; y el toque de la séptima trompeta se demoro un poco después del toque de la sexta; aquí, el derramamiento de la séptima copa, sigue de inmediato al derramamiento de la sexta... Aquí la ira de Dios se dirige al aire... Es probable, que el aire tenga el significado que tiene en la expresión de Pablo referente al "Príncipe de la potestad del aire", que leemos brevemente en Efesios 2: 2 "...siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hi-jos de desobediencia..." Cuando esto se realiza, Juan oye una potente voz, que muy probablemente sea la del mismo Dios, quien exclama "Hecho esta"... Esto nos recuerda, lo que el mismo Juan como testigo presencial, de la crucifixión de Jesús, nos relata en Juan 19: 30 "..dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entrego el espíritu." Mientras que en esa oportunidad estaba consumado el plan de redención para el mundo, aquí se consuma el juicio para el mundo...

"Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamas desde que los hombres han estado sobre la tierra."

A la declaración de consumación le siguen, como en los casos anteriores, relámpagos y voces y truenos. El terremoto, esta aquí descrito primero como un "gran temblor de tierra", y luego como el mayor terremoto, que se producirá, "desde que los hombres han estado sobre la tierra." Esto ultimo, muy proba-blemente ocurrirá en forma literal...

"Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira."

La narración de las consecuencias de este gran terremoto, pueden dividirse en dos: literales y simbólicas... La literal aquí es la que se refiere a la división en tres partes, de la gran ciudad. Esta es la misma Jerusalén, y los sucesos fueron anticipados en Apocalipsis 11: 13... Si bien puede tomarse en forma literal, por el efecto de este gran terremoto; la afirmación de que en este tiempo "las ciudades de las naciones cayeron", o como dice otra traducción, "las naciones de los gentiles..."; nos sugiere una referencia a las palabras del profeta Miqueas sobre el reinado del libertador. Recordemos Miqueas 5: 15 "...y con ira y con furor haré venganza en las naciones que no obedecieron." En cuanto a la referencia que se hace a la "gran Babilonia", y a los juicios que se desatan sobre ella, lo veremos mas adelante con mucho mas detalle...

"Y toda isla huyo, y los montes no fueron hallados."

Este episodio, es uno de los predichos en la apertura del sexto sello (Apocalipsis 6: 14)... Si bien no es descabellado pensar en que parte de muchos montes puedan derrumbarse, y algunas islas pueden desaparecer bajo las aguas a causa de este gran terremoto; este texto nos sugiere una referencia a la profecía sobre la consolación de Sión de Isaías 40: 4-5 "Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane. Y se manifestara la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la vera; porque la boca de Jehová ha hablado."

"Y cayo del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande."

El granizo que cae sobre la tierra, es enorme, y tal vez literal. Me inclino a pensar, que el talento que menciona Juan, es el del nuevo testamento... En el Antiguo Testamento, el talento pesaba como 34 kilogramos, mientras que en la época de Juan, este pesaba casi 22 kilogramos. De todas maneras, es mas que probable, que todo aquel que reciba el peso de este "granizo", morirá (comparemos con Éxodo 9: 18-19)... Los sobrevivientes de esta ultima plaga, blasfemaran el nombre de Dios. Esta es la tercera, y ultima vez en el capitulo, que se menciona explícitamente este horroroso hecho...