Apocalipsis19

ALABANZAS  EN  EL  CIELO

"Después de esto oí una gran voz de gran multitud en el cielo, que decía: ¡Aleluya!, Salvación y honra y gloria y poder son del Señor Dios nuestro; porque sus juicios son verdaderos y justos; pues ha juzgado a la gran ramera que ha corrompido a la tierra con su fornicación, y ha vengado la sangre de sus siervos de la mano de ella."

Los primeros ocho versículos de este capitulo están dedicados a describir una escena celestial, en la que tenemos los últimos dos cánticos del libro. En los primeros dos versículos se encuentra el primer cántico, que celebra el juicio contra la gran ramera (comp. con 18: 20). Aquí se vuelve a reconocer la justicia de Dios (comp. con 16: 7). También se recuerda nuevamente el crimen de la ramera (comp. con 17: 2 y 18: 24).

El cántico esta entonado por una "gran multitud", y esta destinado a Dios, a quien le reconocen: Salvación, honra, gloria y poder...

"Otra vez dijeron: ¡Aleluya! Y el humo de ella sube por los siglos de los siglos."

La palabra Aleluya, se toma directamente del hebreo, y esta compuesto por las palabras Hallel ("Alabanza") y Jah (nombre básico para Dios). El motivo de esta alabanza en particular es por el castigo de la "Gran ramera" (comp. con 14: 11a.)...

"Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían ¡Amen! ¡Aleluya!"

Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes postrándose ante Dios terminan el cántico entonado por la gran multitud.

"Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes"

La voz que sale del trono que obviamente no es de Dios, probablemente sea la del mismo Espíritu Santo, que es el que dirige la alabanza...

David inspirado por el Espíritu dijo siglos antes en Salmos 115: 13 "Bendecirá a los que temen a Jehová, pequeños y grandes"

"Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!"

Este ultimo himno comienza con la declaración del triunfo de Dios sobre todo. El cántico esta entonado por una gran multitud, tal vez la misma de 7: 9...

Recordemos Salmos 93: 1 "Jehová reina; se vistió de magnificencia; Jehová se vistió, se ciño de poder. Afirmo también el mundo, y no se moverá."

"Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado."

El cordero como ya sabemos es Cristo, y la esposa es la Iglesia de Cristo (que comienza con los convertidos desde la muerte de Cristo, hasta los que se conviertan antes de su segunda venida).

La relación de Dios y Cristo con los redimidos expresada en función de matrimonio se encuentra a menudo en los dos Testamentos (Oseas 2: 19-21; Ezequiel 16: 1 y ss.; Salmos 45; Marcos 2: 19; Primera Corintios 6: 15-17; Efesios 5: 25-27; etc.)... Todo lo que el Nuevo Testamento dice referente a Cristo esposo y a la iglesia Esposa se consuma aquí...

"Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos."

El mismo versículo declara que el lino fino, son las acciones justas de los santos. Pero aquí aparece además limpio y resplandeciente... Nótese la marcada diferencia entre el atavío de la novia de Cristo, y el de la gran ramera (17: 4)...

LA  CENA  DE  LAS  BODAS  DEL  CORDERO

"Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios."

Recordemos que el mismo Jesús (el Cordero) le refirió a sus discípulos la parábola de la fiestas de bodas (Mateo 22: 1-14), acerca del hecho que se consuma en este versículo. Sus palabras como sabemos son fieles y verdaderas, pero además se declara que estas son de Dios...

"Yo me postre a sus pies para adorarle. Y el me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el Espíritu de la profecía."

La contemplación de esta gloriosa escena, hace que Juan se postre a los pies del ángel, y se disponga a adorarle. Pero este se lo impide, dando una declaración maravillosa. Los poderosos ángeles son consiervos de los que retienen el testimonio de Jesús... ¡SOLO DIOS DEBE SER ADORADO!

"El testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía": significa que el propósito supremo, final de toda profecía, es dar testimonio de la vida y la obra de nuestro Señor...

EL JINETE DEL CABALLO BLANCO

"Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea."

Ahora llego el momento de dar cuenta completa de sus enemigos. Cristo desciende para juzgar y pelear contra el mundo. Este es el evento, por lo que el resto del libro nos ha venido preparando...

La expresión "con justicia" es importante: Justicia es esa norma divina que se manifiesta en una conducta que se conforma a Dios" Como ya sabemos el mismo Jesús dijo en Juan 5: 30 "No puedo hacer yo nada por mi mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió, la del Padre."

Así, el juicio, en toda la Biblia se identifica siempre con la Justicia. Esta es exactamente la expresión que Pablo usa en su discurso, en su visita a Atenas. Leemos Hechos 17: 31 "por cuanto ha establecido un día en el cual juzgara al mundo con justicia, por aquel varón a quien designo, dando fe a todos por haberle levantado de los muertos." De hecho, esta es la palabra empleada en la primera alusión hecha a Dios, como juez de toda la tierra (ver Génesis 18: 25)...

"Fiel y verdadero": Aquí asume el titulo que se le diera al comienzo del libro (1: 5; 3: 7,14). El es fiel a sus promesas, y verdadero a su propio carácter.

El hecho de que monta un caballo blanco, significa que a la vez que justicia, viene para vencer (compárese con Apocalipsis 6: 2)...

"Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino el mismo."

"Con ojos como llamas de fuego": Nos conduce de nuevo al comienzo del libro (1: 14 y 2: 18).

Las diademas son símbolo de realeza: Cristo viene como rey...

Es inútil especular sobre el nombre escrito, ya que solo el lo conoce...

"Estaba vestido de una ropa tenida en sangre; y su nombre es EL VERBO DE DIOS."

La sangre en el vestido no es la que el derramo en la cruz por nosotros, sino la de sus enemigos. La expresión la encontramos en Isaías 63: 3, y nos referimos ya a ella en la escena de la vendimia, en la página --- (ver Apocalipsis 15: 18-20)...

Ahora se le asigna a Cristo el termino "Verbo de Dios", como sabemos un verbo es un medio de expresión. En Cristo, Dios se ha expresado completamente al hombre. Recordemos que el termino Logos ya fue dado a Cristo en Juan 1: 1-4, por el mismo escritor.

"Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finisimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos."

Si bien Cristo viene con un ejército con similares características a las suyas, notemos luego que no tienen que pelear, Cristo vence a sus enemigos solo...

La expresión completa, nos da una mayor idea del titulo: "Jehová de los Ejércitos."

"De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y el las regirá con vara de hierro; y el pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso."

La espada de su boca (ver 2: 16), es su palabra, y con ella hiere a las naciones. Aquí vemos el cumplimiento del Salmo 2...

El lagar del furor y la ira es Armagedón, que en seguida veremos en detalle...

"Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES."

Este titulo que es también de Dios Padre, recalca la deidad de Cristo, porque Dios y Cristo (y el Espíritu Santo), son una sola Persona... Leemos el revelador pasaje de Primera Timoteo 6: 15-16 "la cual a su tiempo mostrara el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en la luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres a visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amen."

"Y vi a un ángel que estaba en pie en el sol, y clamo a gran voz, diciendo a todas las aves del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes."

La profecía de Armagedón se puede ver en los capítulos 39 y 40 de Ezequiel. "La gran cena de Dios", que es otra de las figuras con las que se compara a esta batalla, la podemos ver en Ezequiel 39: 17-20 "Y tu, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor: Di a las aves de toda especie, y a toda fiera del campo: Juntaos y venid; reunios de todas partes a mi víctima que sacrifico para vosotros, un sacrificio grande sobre los montes de Israel; y comeréis carne y beberéis sangre... Y os saciaréis sobre mi mesa, de caballos y de jinetes fuertes y de todos los hombres de guerra, dice Jehová el Señor."

"Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército."

Para un detalle mas ampliado sobre esta batalla, cuya profecía se encuentra ya en Joel 3: 9-15; Jeremías 51: 27-36; Sofonías 3: 8 y principalmente en Ezequiel 38-39, ver temas especiales del libro en el anexo I...

"Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre."

La batalla concluye casi al comenzar. Los dos grandes enemigos de Dios son capturados, y son lanzados vivos a un lago de fuego que arde con azufre...

"Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos."

Y Al resto de los rebeldes, a la multitud que se había reunido en contra de Dios, "el Señor matara con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida..." (Segunda Tesalonisenses 2: 8)...

Este versículo da cumplimiento a la segunda parte del 17: 14 "...y el Cordero los vencerá, porque el es Señor de señores y Rey de reyes..."

También se da cumplimiento al 20: 17-18 (y Ezequiel 39: 17-20) pues "todas las aves se saciaron de las carnes de ellos"...

¿Como será destruido este ejército?: Recordemos Ezequiel 38: 18-19 "En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dijo Jehová el Señor, subirá mi ira y mi enojo. Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel..." Esto cumple con Apocalipsis 16: 18 (la séptima copa de ira)...

También recordemos brevemente Ezequiel 38: 22 "...y haré llover sobre el, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con el, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre." Esto ultimo cumple con Apocalipsis 16: 21 (también la séptima copa de ira)... Finalmente recordemos Zacarías 14: 12 "Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén; la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca."

Esto nos lleva al final de la Tribulación...