Apocalipsis20

LOS MIL AÑOS

Entramos aquí a uno de los pasajes mas discutidos de toda la Biblia. En el curso de los siglos se ha venido considerando por lo general que este pasaje habla de un período de mil años durante el cual Cristo reinara en la tierra. Si bien es cierto, que el Antiguo Testamento, se refiere repetidas veces a un tiempo glorioso en el futuro, cuando el Mesías reinara en justicia, la paz prevalecerá en la tierra, y la naturaleza será restaurada a su belleza original; no se habla de tiempo alguno...

Hay dos puntos principales de vista con respecto al Milenio:

1 - Algunos dicen que no es mas que una condición espiritual de los redimidos, y no se le debe dar ninguna interpretación cronológica, ya que un millar es solo una idea de plenitud e integridad...

2 - La mayoría, entre los cuales adherimos, creen que se trata de una verdadera profecía de un período de mil años, a continuación de Armagedón, cuando Cristo reinara en esta tierra como Rey de reyes y Señor de señores...

Veamos lo que esta escrito en estos primeros seis versículos sobre este período, y lo completaremos con algunos pasajes del Antiguo Testamento, referidos al mismo...

"Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano."

No hay que confundir a este ángel que tiene la llave del Abismo con el de Apocalipsis 9: 1... En esta oportunidad, como veremos seguidamente, el Abismo es abierto para encerrar a Satanás...

"Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ato por mil años; y lo arrojo al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre el, para que no engañase mas a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo."

La palabra millennium es una palabra latina compuesta de "mille" (mil) y "annum" (años). De ahí, un millar de años; factor cronológico al que se alude seis veces en estos seis versículos...

Este versículo nos recuerda también 12: 9, en cuanto a los apelativos que recibe Satanás... Este, no tiene poder para resistir al ángel, ni para liberarse de la "gran cadena" que alude el versículo precedente, o para romper el "sello" que la contiene...

El abismo, no es el lago de fuego y azufre, donde están ya la "bestia" y el "falso profeta", sino un lugar de prisión, donde estará por mil años. Después de este tiempo será desatado nuevamente, pero por "poco tiempo": Recordemos que similar expresión se uso para el gobierno de los diez reyes y de la bestia (comp. 17: 10 y 17: 12)...

"Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años."

Aquí distinguimos dos grupos de personas:

1 - Las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios...

2 - Los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos...

Inmediatamente notamos en estos grupos, que ambos son mártires:

Los segundos son claramente identificables: Se trata de los mártires de la gran tribulación; ya que quien no adoraba a la bestia, o a su imagen; y que no recibía la marca en su mano o en su frente, era muerto (recordemos Apocalipsis 13: 15)...

La identificación del primer grupo corresponde a la visión de las almas de los que habían sido muertos -aquí decapitados-, por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían (recordemos 6: 9). Estos como ya sabemos no solo son cristianos, sino los que murieron por defender a Dios, en el Antiguo Testamento...

Todos reinaran con Cristo por mil años, pero no todos reciben la facultad para juzgar. Los que juzguen, lo harán en las naciones del mundo durante los mil años; pero no participaran en los dos juicios que se llevaran a cabo inmediatamente después que Jesús instale su reino mundial, y que mas tarde veremos en detalle...

"Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección."

Mucho se ha discutido la expresión "esta es la primera resurrección". Esta no es una conversión, un pasar de muerte a vida, es decir una resurrección espiritual; sino que debe entenderse literalmente como una resurrección de muertos... Ahora bien, esto no limita en forma alguna, los participantes de la primera resurrección a los grupos mencionados en el versículo 4; mas bien, describe la resurrección de todos los justos en varias etapas.

La resurrección de Cristo:

El primogénito de los muertos.

La resurrección de los muertos en Cristo:

En el "Rapto" de la Iglesia..(Recordemos Primera Tesalonicenses 4: 13-18).

La resurrección de los santos de la tribulación:

Esto lo vimos en 20: 4, pero incluye además los dos testigos cuyos cuerpos yacieron tres días y medio, en la plaza de Jerusalén (ver 11: 7-12)

La resurrección de los salvos, del Antiguo Testamento:

Tal vez la misma que esperaba Marta, la hermana de Lázaro (ver Juan 11: 24).

Lo que podríamos llamar la "segunda resurrección" es exactamente todo lo contrario, y lo veremos mas adelante.

"Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre estos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinaran con el mil años."

La expresión "segunda muerte" se refiere a la condenación eterna, cuando todos los incrédulos sean arrojados al lago de fuego y azufre, como veremos mas adelante...

La segunda parte del versículo, da cumplimiento al 1: 6 "y nos hizo reyes y sacerdotes..."

"Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el numero de los cuales es como la arena del mar."

Cuando pasen mil años, Satanás será suelto de su prisión, e ira por todo el mundo, a reclutar un ejercito de rebeldes, para marchar contra Dios, tal como lo hicieron la Bestia y el Falso Profeta, mil años antes... No debemos confundirnos este "Gog y Magog" con el de Ezequiel 38. Obsérvese que allí, Gog es rey, y Magog su tierra, y además como sabemos, son destruidos en Armagedon. Aquí, por el contrario, menciona: "a Gog, y a Magog" como símbolo de los que se atrevan a ir a esta ultima gran demostración de maldad...

Tal vez resulte sorprendente que Satanás pudiera reunir un ejercito de incrédulos ("como la arena del mar"), al fin del milenio; pero en realidad, no es necesario explicar esta rebelión de Satanás, después del reinado protector de Cristo en el Milenio; porque ante todo, debemos entender que por tener las manos atadas, el Diablo no cambiara su índole malvada; y por ende, el hombre no regenerado, al igual que su "padre espiritual Satanás", tampoco cambiara. Además, debemos recordar que no todos los infieles morirán en la tribulación: los que sobrevivan a este periodo, o se convertirán, o darán fidelidad exterior a Cristo como Rey. La expresión "regirá a las naciones con vara de hierro" (19:15) indica que no todos estarán dispuestos a sujetarse a el. Al parecer, los que no sean convertidos realmente, trataran de estar lo mas lejos posible de Jerusalén, esparciéndose por los "cuatro ángulos de la tierra"... Niños nacerán durante este período, y al vivir en pecado, necesitaran ser salvados. Además, sepamos que aunque Satanás sea prendido por mil años, no indica que los demás demonios lo sean...

"Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió."

Parece ser que Dios los dejara hacer, y hasta llegar cerca del "campamento de los santos" (tal vez, la Nueva Jerusalén, de la que hablaremos mas adelante), y "la ciudad amada" (la Jerusalén terrenal). En si, es una descripción extraña: no se

menciona como Cristo y su pueblo consideran este ultimo intento loco de Satanás. Al parecer todo esta silencioso en el "campamento"; mientras los últimos apóstatas caminaran también en silencio hacia las fauces de la muerte. Scott, acierta cuando dice "El juicio que cae sobre ellos es repentino, sumarísimo, aplastante y definitivo."

"Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos."

Ahora si, el Diablo no es apresado, sino condenado: lanzado al lugar donde ya estaban la Bestia y el Falso Profeta (19:20), el lugar de tormento eterno ("día y noche, por los siglos de los siglos")...

EL JUICIO ANTE EL GRAN TRONO BLANCO

"Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en el, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entrego los muertos que había en el; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se hallo inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego."

Estos cinco versículos que preferí ponerlos juntos, son el resumen del cumplimiento de las cientos de profecías que se refieren al respecto. Aquí llegamos al día del "juicio final", este es el juicio de los impíos, aquel día hacia el cual se encamina toda persona que no esta en Cristo. La fecha ya ha sido establecida por Dios. Allí resucitaran todas las personas, de todas las razas y de todas las nacionalidades pasadas y presentes. De todas las edades "grandes y pequeños", y de todos los niveles sociales (recordemos tan solo Lucas 16: 19-31)...

Hay en las escrituras, así como referencias al juicio, advertencias acerca del mismo. Leemos ya esta dura advertencia en Proverbios 1: 24-31 "Por cuanto llame, y no quisiste oír, extendí mi mano, y no hubo quien atendiese, sino que desechasteis todo consejo mío y mi reprensión no quisisteis, también yo me reiré en vuestra calamidad, y me burlaré cuando os viniere lo que teméis; cuando viniere como una destrucción lo que teméis, y vuestra calamidad llegaré como un torbellino; cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia. Entonces me llamaran, y no responderé; me buscaran de mañana, y no me hallaran. Por cuanto aborrecieron la sabiduría, y no escogieron el temor de Jehová, ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía, comerán del fruto de su camino, y serán hastiados de sus propios consejos"

Hagamos un breve análisis de este pasaje:

1 - Los malos "no quisieron oír", "no atendieron", "desecharon todo consejo", "aborrecieron la sabiduría", "no escogieron el temor de Jehová" y "menospreciaron toda reprensión"...

2 - Por todo eso les vendrá "calamidad" y "destrucción". Mas adelante leemos brevemente, Proverbios 10:24: "Lo que el impío teme, eso le vendrá."

3 - Pero entonces dice algo terrible: ¡Me "reiré" y "burlare"!; por tanto, "llamaran, y no habrá respuesta", "lo buscaran, y no lo hallaran". Por eso dice Isaías 55: 6 "Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que esta cercano"

En esta vida se pueden hacer y quebrantar muchas citas, pero esta es una cita inevitable. Los condenados que ya han muerto lo saben, tanto que ese día no querrán salir de su lugar de suplicio. Preferirán estar allí, que presentarse ante el Juez Supremo, y escuchar su veredicto final... Pero: "el mar entrego los muertos que había en el" ('sepultados' en el agua). "Y la muerte (sepultados en tierra) y el Hades (todas las almas incrédulas) entregaron los muertos que había en ellos."

Todos estos aparecerán en cuerpo y alma ante el "gran trono blanco", "de pie ante Dios". Entonces "los libros serán abiertos":

* Uno contiene "los registros de las obras de los hombres": Esto determinara el grado de castigo de los hombres: ¡de acuerdo a las oportunidades que haya tenido de oír el evangelio, y a la profundidad de maldad a la que haya descendido! (como simple ejemplos ver Mateo 10: 15; 11: 22; Lucas 12: 47-48; 20: 47)...

* El otro es el "Libro de la Vida", donde no aparecerá ninguno de los nombres de los que allí sean juzgados. Por lo tanto todos los de este juicio serán "lanzados al lago de fuego"...

* La expresión "la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego", significa que el Hades, ya no será mas el lugar de tormento de los incrédulos, como actualmente; sino que el destino final de todo muerto incrédulo, es el lago de fuego. Al final del juicio, la muerte es abolida, y el destino final de los hombres es fijado para siempre...